Noticias

Por fallecimientos, Rusia prende las alarmas en su lucha contra el coronavirus

Por primera ocasión desde que comenzó la pandemia, el país sumó más de mil muertes en un día.

Puede leerse como un cliché, pero no lo es. Aunque muchos países y ciudades han optado por moverse a una nueva normalidad y regresar a las actividades económicas y académicas, lo cierto es que la batalla contra el coronavirus aún no está ganada por completo.

Rusia supera el millar de muertes de COVID-19 en un día

Para muestra sólo se debe voltear a Rusia, donde se vive una compleja realidad contra la pandemia, que desde hace casi dos años tiene a la humanidad de cabeza.

El gigante país eurasiático ha visto como la mortalidad por el COVID-19 se ha disparado en los últimos días.

El fin de semana pasado notificó por primera vez desde el inicio de la pandemia, más de un millar de muertes en un día; a su vez, los contagios también marcaron un nuevo máximo diario al superar los 33 mil casos.

En la jornada pasada en todo el país se registraron mil dos fallecimientos por coronavirus, los que incrementaron a 222 mil 315 las víctimas causadas por la enfermedad, aunque los datos oficiales sobre el exceso de fallecimientos en el mismo lapso de tiempo triplican la cifra.

“En los últimos meses vemos índices bastante elevados de mortalidad”, admitió la viceprimera ministra rusa, Tatiana Golíkova, en declaraciones a la cadena estatal de televisión Rossía-24.

Recalcó que “a día de hoy la vacuna es el principal medio profiláctico que protege a la persona del coronavirus y ayuda a evitar un desenlace fatal”.

Cerca del colapso de hospitales

De acuerdo al Ministerio de Sanidad de Rusia, la ocupación de las camas que dispone la nación para los enfermos de COVID-19 ya rebasa 90 por ciento de su capacidad.

“La situación si no es crítica está muy cerca de serlo”, mencionó el director del Hospital 40 de Moscú, Denis Protsenko, que advirtió de que la ocupación de camas hospitalarias continúa aumentado tanto en la capital rusa como el resto del país.

Pero las cifras alarmantes continúan. Según el centro operativo creado por la administración de Vladimir Putin para hacer frente a la pandemia, en el país hay cerca de 1.63 millones de individuos que están bajo observación médica.

¿Por qué aumentaron las cifras?

Además de la bajas temperaturas otoñales, la presencia de la variante de delta y la renuencia de parte de la población para vacunarse han ocasionado que los números aumenten.

“Al previsible aumento estacional de la morbilidad del coronavirus se ha sumado la mutación Delta del coronavirus, que es más contagiosa”, dijo la subdirectora del Centro de Epidemiología de la Agencia de Defensa del Consumidor, Natalia Psheníchnaya.

Agregó que si anteriormente un infectado contagiaba a dos o tres personas, en el caso de la variante Delta, si no se adoptan medidas de precaución, se pueden producir unos seis contagios secundarios.

Actualmente, Rusia suma más de 7.92 millones de positivos de COVID-19 desde que comenzó la pandemia, para posicionarse como el cuarto país más golpeado por la enfermedad, sólo detrás de Estados Unidos, Gran Bretaña y Turquía.

Tags

Lo Último


Te recomendamos