Noticias

Dimite enviado especial de EU en Haití por deportaciones inhumanas

Daniel Foote sostuvo que no quiere ser parte de la decisión inhumana de Estados Unidos de deportar a miles de haitianos.

La última crisis migratoria de Estados Unidos que ocurre en la frontera con México, ya tiene consecuencias políticas.

El enviado especial de Washington para Haití, Daniel Foote, presentó su dimisión, debido a los maltratos y las decisiones del gobierno de Joe Biden de expulsar a los migrantes haitianos, que estaban retenidos desde hace días en el caótico e improvisado campamento bajo el puente internacional de Del Río, que conecta Ciudad Acuña, Coahuila, con Texas.

“Decisión inhumana”: Daniel Foote

El ahora exfuncionario sostuvo que no permitirá que se le asocie con “la decisión inhumana y contraproducente de EU de deportar a miles de haitianos refugiados inmigrantes en situación irregular en su país de origen, donde los funcionarios estadounidenses están encerrados en cuarteles seguros, debido al peligro que significan las pandillas armadas en la vida cotidiana”.

Foote sostuvo que la intervención de Washington en Haití ha fracasado. “El enfoque de nuestra política para Haití sigue siendo profundamente defectuoso y mis recomendaciones han sido ignoradas y descartadas, cuando no modificadas para proyectar una narrativa distinta de la mía”, expone.

De los aproximadamente 14 mil migrantes que llegaron a contarse la semana pasada en Del Río, sólo permanecen la mitad. Muchos fueron aprehendidos o expulsados en vuelos a su país de origen, mientras que otros decidieron cruzar la frontera o asentarse en México para evitar ser deportadas.

En la ciudad de Acuña ahora se vive una tensa calma en el campamento que improvisaron los migrantes, en su mayoría haitianos. Y es que ya se comienza a ver una movilidad de los cuerpos policiacos de la región, que ingresaron al campamento.

Son decenas de patrullas las que custodian a lo largo y ancho del Río Bravo del lado mexicano, que no dan acceso para cruzar a Estados Unidos.

Ahora, muchos de los haitianos prefieren quedarse en México, pues sostienen que las personas los han tratado muy bien; les han llevado alimentos y algunos artículos para aliviar su aventura.

Aunque las autoridades del Instituto Nacional de Inmigración sostuvieron que no van a hacer redadas, ya se han apreciado operativos y detenciones.

Los haitianos aseguran que no están haciendo ningún acto negativo, pues, sostienen, no son delincuentes y sólo buscan una vida mejor.

Tags

Lo Último


Te recomendamos