Noticias

Medio millón sin luz en Texas por la tormenta Nicholas

Los huracanes en Estados Unidos siguen generando graves problemas.

Estados Unidos sigue enfrentando la fuerza de los huracanes, que dejan inundaciones, problemas y destrozos a su paso.

Graves consecuencias por Nicholas

Ahora, la tormenta tropical Nicholas, que tocó tierra en Texas la madrugada del 14 de septiembre como categoría 1, provoca fuertes lluvias que generan inundaciones que pueden llegar a ser mortales.

Además, hasta este momento ya se suman más de medio millón de clientes sin electricidad en la región de Houston.

Y es que, el fenómeno se vio fortalecido a su paso por las cálidas aguas del Golfo, poco antes de impactar en la parte oriental de la Península de Matagorda de Texas, con vientos de 75 millas por hora, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés), que advirtió que puede descargar hasta 18 pulgadas de lluvia.

Aunque fue degradado a tormenta tropical cuando se dirigía al interior del estado, “las fuertes lluvias de Nicholas afectarán a zonas de la costa superior de Texas, a través de Luisiana, el sur de Misisipi y el extremo sur de Alabama hasta mediados de esta semana”, mencionó el NHC en su cuenta oficial de Twitter.

Advierten peligrosidad

“El peligro de inundación por marejada ciclónica continúa a lo largo de la costa de Texas desde Sargent hasta Sabine Pass, incluyendo la bahía de Galveston, con posibles inundaciones que ponen en peligro la vida desde Sabine Pass hasta Rutherford Beach, Louisiana”, precisó el centro meteorológico.

Cortes a la energía eléctrica

De hecho, el azote de la tormenta ha ocasionado numerosos cortes en el suministro eléctrico, que afectan a más de 500 mil usuarios en Texas, según Power Outage. Mientras que, en Luisiana más de 93 mil personas sufren la misma situación.

Aunque la máxima representante del condado Harris, Lina Hidalgo, anticipaba que los pronósticos de lluvia, por lo menos en la zona de Houston, habían disminuido, continúa la advertencia por inundaciones peligrosas en los siguientes días.

Lo anterior se debe al movimiento muy lento de la tormenta en su paso por Estados Unidos.

En la región de Harris no hay escuelas y las oficinas del condado están cerradas, a excepción de las de emergencia.

Algo importante a destacar es que las autoridades pidem a la gente que no reporte fallas en la energía eléctrica al 911, que deje esas líneas abiertas y libres para reportar emergencias reales.

Tags

Lo Último


Te recomendamos