Mundo

Estados Unidos protegerá a las mujeres que quieran abortar

Luego de que Texas haya disminuido a sólo seis semanas la posibilidad de abortar, el Departamento de Justicia alza la voz.

Lo que se vive en Texas puede llegar a ser crítico para muchas personas que busquen una solución reproductiva.

Y es que el estado sureño aprobó una ley en la que las mujeres sólo podrán abortar antes de que se detecte el latido cardiaco del feto, algo que por lo regular ocurre cerca de las seis semanas de gestación.

Ese lapso deja con las manos atadas a muchas chicas, que pueden darse cuenta de que están embarazadas después de ese tiempo.

Es por eso, que el Departamento de Justicia de Estados Unidos sostuvo que no tolerará actos de violencia contra cualquier persona que trate de someterse a un procedimiento de interrupción en Texas.

Al mismo tiempo, los funcionarios federales exploran las opciones para impugnar la ley estatal que prohíbe la mayoría de los abortos.

Así, el secretario de Justicia, Merrick Garland, sostuvo que su dependencia “protegería a aquellos que busquen obtener o proporcionar servicios de salud reproductiva en virtud de una ley federal para el libre acceso a las clínicas”.

Garland afirmó en un comunicado que los fiscales federales continúan explorando con urgencia las opciones para impugnar la controvertida ley de Texas.

EU protegerá los derechos de las mujeres

Además, sostuvo que el Departamento de Justicia implementara una ley federal para “proteger los derechos constitucionales de las mujeres y otras personas, incluido el acceso al aborto”.

Y es que la ley federal prohíbe obstruir físicamente o utilizar la amenaza de la fuerza de intimidar o interferir con una persona que busca servicios de salud reproductiva. La norma también pone un alto a los que pretendan dañar las clínicas de este tipo y otros centros de salud reproductiva.

Aunque los tribunales han frenado que otras entidades impongan restricciones similares, la ley de Texas es diferente porque deja la aplicación en manos de los ciudadanos, a través de demandas, en lugar de recurrir a los fiscales penales.

“El departamento brindará apoyo de las autoridades federales cuando una clínica de aborto o un centro de salud reproductiva esté bajo ataque”, dijo Garland.

“No toleraremos la violencia contra aquellos que busquen obtener o prestar servicios de salud reproductiva, ni la obstrucción física o daños a la propiedad que violen la ley federal”, recalcó el funcionario.

Tags

Lo Último


Te recomendamos