Noticias

Recuperación de electricidad tomará semanas en Luisiana

El paso del huracán Ida dejó graves consecuencias en estructuras. Más de 22 postes de electricidad fueron destruidos, una cifra incluso mayor a la dejada por el paso de Katrina, Zeta y Delta juntos.

La restauración completa del servicio eléctrico en algunas de las zonas de Luisiana más azotadas a un nivel sin precedentes por el huracán Ida podría tomar todo este mes, advirtió la compañía Entergy Louisiana el sábado.

Ida dañó o destruyó más de 22.000 postes de electricidad, más que el total durante los huracanes Katrina, Zeta y Delta juntos, algo que el presidente y director general de Entergy, Phillip May, catalogó como “impactante”. Más de 5.200 transformadores se averiaron y cerca de 26.000 conductores de la línea —el tendido entre una torre y otra— cayeron.

“El nivel de devastación dificulta o hace prácticamente imposible llegar y evaluar los daños por completo en algunas zonas”, explicó May sobre cinco de los distritos del sureste de Luisiana que enfrentan los retrasos más extensos. La compañía estima que logrará la restauración completa de electricidad el 29 de septiembre o incluso más tiempo para algunos clientes, si bien May subrayó que es una fecha “a más tardar” con la esperanza de una restauración adelantada.

Uno de esos distritos es Terrebonne, donde los voluntarios de la ciudad de Houma en distribuyeron hielo, agua y alimentos a sobrevivientes conmocionados de la tormenta el sábado. Houma se encuentra a unos 90 kilómetros (55 millas) al suroeste de Nueva Orleans.

Entre quienes necesitan ayuda se encontraba Kendall Duthu de 26 años y oriundo de Dulac, que ha estado viviendo en su auto, con su novia, desde que la tormenta azotó. Él fue en su momento cocinero en un restaurante de gastronomía cajún, pero por la pandemia de coronavirus perdió ese empleo. Estaba trabajando en un centro de lavado de autos hasta que ese negocio también desapareció. Duthu, diabético, perdió su casa en la tormenta y no sabe lo que le depara el futuro.

“La próxima parada, Realmente lo lo sé”, dijo. “Simplemente vivimos día a día”.

Entrega de ayuda

La compañía bancaria Hancock Whitney Bank, de Houma, que también sufrió daños serios por Ida, ha repartido cerca de 42.000 alimentos desde el martes y muchas botellas de agua más, aseveró el director general John Hairston.

“Los huracanes son simplemente parte de la vida”, dijo. “Los edificios van y vienen. Quizá estemos en una cuadra distinta, pero para la siguiente tormenta, aquí estaremos”.

Hasta la mañana del sábado, 97% de la evaluación del daño se había completado y la electricidad se había restaurado para aproximadamente 282.000 de los clientes de un máximo de 902.000 que se quedaron sin el servicio después de Ida.

Pero seis días después de que Ida tocó tierra, las partes más afectadas de Luisiana seguían luchando para recuperar algún atisbo de normalidad. Incluso en las afueras de Nueva Orleans, la falta continuada de electricidad hizo que el bochornoso final del verano fuese más difícil de soportar y agravó los problemas. Las autoridades de Luisiana informaron el sábado que detuvieron a un hombre que disparó y mató a otro el viernes mientras esperaban en una larga fila en una gasolinera en un suburbio de Nueva Orleans.

La alcaldesa de Nueva Orleans, LaToya Cantrell, anunció que a partir del sábado, las autoridades ofrecerán transporte a todo residente que quiera salir de la ciudad y marcharse a un refugio público. De antemano se comenzó a trasladar a algunos internos de asilos de ancianos.


Tags

Lo Último


Te recomendamos