Estilo de Vida

Mantuvo a su mujer y a sus hijos secuestrados por 17 años en una casa

Fueron liberados. Sucedió en Brasil. El hombre fue capturado.

Una historia atroz se vivió en Brasil

Un sujeto sometió a su prima hermana y la mantuvo cautiva en una casa durante 17 años, tiempo en el cual tuvo al menos dos hijos, a quienes mantuvo atados a las camas y sin poder salir nunca del lugar.

Secuestro, maltrato, tortura, son solo parte de los cargos que enfrentará Luiz Antônio Santos Silva, de 49 años, quien fue capturado en flagrancia y quedó en evidencia la terrible experiencia de sus víctimas.

Sucedió el pasado jueves 28 de julio en Guaratiba, en la Zona Oeste de Río, en Brasil. Según la Policía Militar a cargo de la operación de rescate, el acusado es primo hermano de la mujer.

La casa es pequeña. Afuera, en el garaje, hay un Volkswagen Beetle descompuesto y, al fondo, una inscripción en la pared dice “Jesús te ama”. En el interior, hay un dormitorio y una sala de estar, también utilizada como dormitorio, además de la cocina y el baño. Citó El Universal que el ambiente es oscuro y muy sucio, con poca ventilación. “En las ventanas, los plásticos negros impiden la entrada de luz. En las habitaciones, pocos muebles y en mal estado”.

Amarrados

Se evidenció que el sujeto amarraba a sus dos hijos, de 19 y 22 años en una cama con colchón viejo, sucio y mohoso. La mujer y los hijos vivían en condiciones infrahumanas, con poca luz y sin ninguna limpieza.

Una historia atroz se vivió en Brasil

Vecinos informaron que un tercer hijo de la pareja, quien habría muerto por desnutrición, habría sido enterrado en el patio trasero de la casa. La mujer rechazó la versión”, la policía cree que la víctima ha negado este último caso por estar en estado de conmoción emocional, es por ello que harán peritajes en toda la vivienda y los alrededores.

No se descarta que exista algún cadáver enterrado en la propiedad. “Pedimos ayuda a Bomberos para una investigación complementaria. No podemos excluir ninguna posibilidad aun por la gravedad y crueldad del hecho aquí presenciado”, dijo el oficial.

Música con alto volumen

Durante años, los vecinos, escuchaban la música con volumen alto que el sujeto colocaba e incluso, lo apodaron “DJ”. Creían que le gustaba mucho la música pero nada más.

Sin embargo, se conoció que el ruido era importante para aplacar los gritos o lamentos de sus víctimas. “Nunca imaginamos que algo así pasaría aquí”, comentó un vecino.

Una historia atroz se vivió en Brasil

Con el tiempo se supo que “DJ” tenía un hijo. “La gente se enteró de que tenía un hijo y empezaron a ayudar. Pero nadie sabía cuántos años tenía, ni cuántos eran. Incluso hubo un sacerdote que vino aquí una vez trayendo una canasta básica, pero él (Luiz Antônio) abrió la puerta, no lo dejó entrar”, dijo un vecino, que prefirió no ser identificado.

Una historia atroz se vivió en Brasil

Con la mujer algunos vecinos lograban comunicarse por un pequeño hueco en el portón de la casa. La víctima no hablaba con nadie.

“Voy a dividir este arresto en una investigación sobre violencia psicológica, aunque es obvio que las víctimas están dañadas emocionalmente. Ya pedí toda la documentación al hospital que brindó asistencia para acreditar ante el Ministerio Público y Justicia este delito de violencia psicológica”, dijo el oficial a cargo del caso.

Contenido relacionado

Perro guardián se rinde junto a delincuentes en redada anti narco

¿Quieres vivir en Disney? Puedes adquirir esta mansión valorada en 15 millones de dólares

Tags

Lo Último


Te recomendamos