Entretenimiento

Netflix: este documental explica la historia del piloto automovilístico que financiaba su equipo con el tráfico de marihuana

El caso de Randy Lanier en los años 80′ conmocionó el mundo del automovilismo profesional.

Need for Weed es el nombre del episodio en la docu-serie "Bad Sport"

El deporte dentro de la industria cinematográfica siempre ha sido una unión que genera buenas producciones, y esto se debe a las miles de historias detrás de las personas que participan de forma profesional en alguna practica deportiva.

A nivel de documentales la historia es la misma, las producciones más exitosas son aquellas donde se involucra los acontecimientos de algún deportistas y su camino al éxito o al fracaso. Es por eso que desde Netflix existen tantas series-documentales que atrapan la atención de los usuarios.

Uno de esos exitosos docu-series es Bad Sport donde se analizan las polémicas y escándalos mundiales del deporte con el crimen real a través de los testimonios en primera persona de los implicados.

La serie está compuesta por 6 episodios, donde se abordan en cada episodio un escandalo distinto al anterior, destacándose el episodio número dos llamado: “need for weed”, explicando la historia de Randy Lanier, el piloto de carreras culpable de traficar con marihuana.

[Te recomendamos leer: The Vampire Diaries deja Netflix: estas son las razones de su salida de la plataforma]

Randy Lanier, el piloto narcotraficante

Randy Lanier fue un joven piloto que irrumpió la escena automovilística a mediados de la década de 1980 como uno de los talentos más prometedores de esa década.

Lanier pasó de promesa a una realidad, al ganar el campeonato ISMA Camel GT de 1984 a través de su equipo totalmente independiente, algo bastante llamativo para las autoridades.

También recibió los honores de Novato del Año en las 500 Millas de Indianápolis de 1986, con una velocidad de calificación de 209.964 mph, rompiendo el récord anterior de novatos de Indy en poder de Michael Andretti y terminando 10º en la general.

Los rumores de pasillo llevaron a una investigación del FBI y pronto, se reveló la fuente de dinero del equipo de Lanier. Resulta que él, junto con su compañero Ben Kramer, un campeón mundial de carreras de lanchas a motor, y más de una docena de otros habían estado dirigiendo un imperio de drogas multiestatal y multimillonario desde 1982 hasta su arresto en 1986.

Los detalles de su carrera profesional, su condena de más de 20 años en la cárcel junto a los detalles del controversial juicio forman parte del testimonio del mismo Randy Lanier quien aparece en este particular episodio del documental disponible en Netflix.

Tags

Lo Último


Te recomendamos