Noticias

Chocolates con grasa y quesos de plástico: Destapan fiascos de consumo en México

México, junto a Estados Unidos y Nueva Zelanda, es uno de los países con más obesidad del mundo.

De acuerdo con un informe de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos, el país tricolor tiene 32.4 por ciento de su población con este padecimiento, 5.8 por ciento menos que su vecino del norte.

Una mala alimentación es la principal causa de las personas que sufren este trastorno.

Por esa razón, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ha trabajado a marchas forzadas para intentar proteger a los clientes o, por lo menos, alertarlos más claramente de lo que comprarán y comerán.

Recomendados

De esta forma, la Profeco ha encontrado en los últimos meses algunas “sorpresas” que deben ser expuestas por el bien de los consumidores.

Entre los fiascos que se han hallado en los productos examinados se encuentran chocolates con grasas no permitidas, productos light que son capaces de hacer engordan más que los normales, quesos semejantes a plástico y sopas instantáneas con más aire que verduras.

El año pasado, el organismo trabajó para que se emplearan las etiquetas negras, con la que el consumidor puede entender más fácilmente los ingredientes perjudiciales para la salud de muchos productos envasados ultraprocesados: alto en calorías, azúcares, grasas o sodio, son algunas de las alertas.

De acuerdo con la Profeco, el etiquetado de varios productos alimenticios “inducen al engaño”, son imprecisos o definitivamente mienten a los compradores.

El último reporte en la Revista del Consumidor exhibió las irregularidades de las marcas de chocolate. Algunos de ellos contienen edulcolorantes o grasas no permitidas, como coco y palmita; mientras que otros no contienen las cantidades de ingredientes que indican en sus etiquetas, y la mayoría no cumple con el etiquetado que indica un exceso de calorías, grasas y azucares.

Por eso motivo fueron inmovilizadas y retiradas dos marcas: Don Gustavo y Golden Hills. Otras marcas también tuvieron irregularidades como Abuelita, Moctezuma, Precissimo, Great Value y Vaquita.

A la hora de analizar los quesos, tradicionales en la dieta mexicana, también se encontró una baja calidad. Una de las mayores estafas son los denominados light, ligeros o “reducidos en grasas”, algo que es una mentira no sólo en estos productos, sino en jugos, leches, refrescos, mermeladas y mayonesas.

Los quesitos no son tal, ya que en realidad son una especie de suero lácteo más parecido al plástico. A fines del año pasado, un estudio de 30 marcas arrojó que muchos de ellos son imitaciones de queso, mientras que en otros la etiqueta marca más peso del que contiene, como Zwan Premium o Carranco.

En la lista negra también se encuentran las sopas instantáneas, muy populares por su bajo costo y fácil preparación. En octubre pasado, el órgano retiro 129 mil 937 unidades de este producto de 12 marcas, luego de un análisis que determinó que las etiquetas son engañosas o no declaran la información nutrimental.

“Besando a un pollo se obtiene más pollo, que con estas sopas”, dijo Ricardo Sheffield Padilla, titular de la Profeco.

Tags

Lo Último


Te recomendamos