Mundo

¿Cómo ha enfrentado India la pandemia de Covid-19?

La batalla que la India libra contra el Covid-19 es de gran importancia para el mundo entero, pues es vital para el control de la pandemia.

India es uno de los países más afectados por la pandemia de Covid-19

La India, uno de los países más poblados del mundo, también se ha convertido recientemente en uno de los más afectados por Covid-19. Aunque oficialmente el conteo sobrepasa los 28 millones de casos confirmados y más de 335 mil muertes, se considera que el número puede ser mayor por un subregistro. De acuerdo con el seguimiento de la Universidad Johns Hopkins, India es el segundo país más afectado del mundo, debajo de Estados Unidos. 

“Hemos visto que partes del sistema sanitario de la India se han visto completamente desbordadas”, explica a Metro Michael Head, investigador principal de medicina en la Universidad de Southampton, Reino Unido. “Ha habido una importante escasez de oxígeno, y muchas muertes se han producido fuera de los hospitales, encontrándose cadáveres en los ríos y ardiendo en piras en las calles”, añade. 

Aunque ha habido una fuerte respuesta mundial a la pandemia de Covid-19 en la India, en términos de envío de suministros vitales, como oxígeno y ventiladores, “Sigue siendo un problema que la propia India debe resolver”, explica Head. “No cabe duda de que se trata de una emergencia humanitaria, similar a la que se está viviendo en otros países, como Nepal”, añade.

El descenso en el número de muertes diarias en la India, registrado en los últimos días, contrasta con los más de 4 mil fallecimientos diarios registrados a mediados de mayo. Además, los contagios han experimentado un descenso similar en las últimas semanas, en un país que ha experimentado una virulenta segunda ola del coronavirus que llegó a colapsar el sistema sanitario de algunos estados y causó falta de oxígeno y camas de hospital. Se considera que la devastadora segunda ola sufrida por la India, sobre todo entre abril y mayo, ha agravado los efectos económicos de la pandemia sobre el país asiático.

“Cuando los brotes están fuera de control, es vital algún tipo de cierre. El Covid-19 se propaga fácilmente entre las personas susceptibles. Por lo tanto, si hay restricciones a la mezcla de la población, eso permite a los países gestionar mejor los brotes existentes. Llevará tiempo controlar el Covid-19 en India. El despliegue de la vacuna es vital”, considera el profesor Head.

Las consecuencias de la pandemia de Covid-19 en la India serán importantes. “India es también uno de los principales proveedores de la vacuna de Oxford AstraZeneca, y por tanto, mientras utilizan las vacunas para poner bajo control su propio brote, esto supone un suministro limitado para la iniciativa COVAX, lo que muestra cómo no debemos depender de un sitio o un país para un producto tan importante. Antes de la próxima pandemia, simplemente hay que considerar seriamente y actuar en torno a la investigación de vacunas y la logística en torno a la fabricación y el suministro”, concluye Head.

“El gobierno actual, bajo el liderazgo de Narendra Modi, ha demostrado ser capaz de entregarse a todo tipo de maquinaciones y trucos antidemocráticos para distraer la atención de los fallos de la gobernanza.  A menos que la opinión pública india le ponga coto y que la comunidad internacional le exija responsabilidades, es probable que continúe utilizando la gestión de los medios de comunicación, la violencia política y la intimidación de la oposición y los disidentes para impedir que se cuestione seriamente la gestión de la pandemia” 

3 PREGUNTAS CON 

Nitasha Kaul, profesora asociada de Política y Relaciones Internacionales en el Centro para el Estudio de la Democracia de la Universidad de Westminster en Londres

¿Cómo está afrontando la India la pandemia de Covid-19? 

–Aunque la primera oleada de Covid-19 en el verano de 2020 provocó la miseria de millones de trabajadores inmigrantes debido a un cierre nacional no planificado y descoordinado, el número de muertes en la India no fue proporcionalmente alto dado el número de infecciones. La pausa en los contagios provocó una actitud displicente hacia la pandemia entre la población y la arrogancia de los dirigentes del gobierno. 

Cuando la segunda ola, más mortífera, se produjo esta primavera, se permitió que continuaran los mítines políticos masivos y las reuniones religiosas. Como resultado, el sistema sanitario de la India no pudo hacer frente a la magnitud de la miseria que se desarrollaba. El gobierno dio prioridad al control de la imagen en los medios de comunicación, al cambio de culpas y a la puntuación política, en lugar de abordar realmente la crisis de salud pública, y decenas de miles de vidas se están perdiendo simplemente por la falta de oxígeno y de disponibilidad oportuna de camas en los hospitales. 

Tal y como han destacado varios expertos, hay un enorme subregistro de infecciones y muertes, especialmente las que tienen lugar en zonas rurales y semiurbanas que están fuera del alcance de los medios de comunicación. India está viviendo una catástrofe sanitaria y política bajo un gobierno ideológicamente de derechas que ha quedado expuesto como insensible y cruel.    

¿Parece que el mundo ha dejado sola a India en esta pandemia?

–La preocupación internacional ha ido desde la genuina empatía con el sufrimiento de los indios hasta un leve cuestionamiento de los fracasos del gobierno de Narendra Modi, pasando por la priorización de la contención de la «variante india» (ahora denominada «variante Delta» por la OMS) del coronavirus para que no se propague a otros lugares. 

Si las grandes empresas farmacéuticas y los gobiernos europeos que las apoyan hubieran reconocido la importancia de las vacunas como bien público para toda la humanidad y no hubieran insistido en controlar la producción en nombre de los derechos de patente, la India, al igual que otros países en desarrollo, habría tenido una mejor disponibilidad de vacunas. 

Una contribución clave de la comunidad internacional puede ser la de pedir cuentas al gobierno indio y plantear cuestiones sobre un enfoque más transparente, humano y democrático de la gobernanza en la India y en otros lugares. 

¿Por qué la India es un lugar clave para controlar la pandemia? 

–La pandemia ha demostrado que el enfoque de un solo país para abordar la crisis no funciona y, sin embargo, ha habido una notable falta de coordinación entre los países. India, el segundo país más grande del mundo y el mayor productor de vacunas, ha desafiado la opinión de que el coronavirus es mortal principalmente para los países con población envejecida. 

De hecho, India es un caso de prueba que pone de manifiesto la importancia de la buena gobernanza en la gestión de la crisis. La combinación letal de un liderazgo político arrogante, un sector sanitario y social con poca inversión y un público inconsciente no es exclusiva de India y, por tanto, las lecciones de este país también deberían ser relevantes para otros países. 

En la actualidad, el desastre de India no sólo ha afectado a los indios del país, sino que ha provocado una crisis de disponibilidad de vacunas para otros países en desarrollo, ya que India es uno de los mayores productores. Como he argumentado en The Conversation, la actual catástrofe de Covid en la India no es sólo una crisis sanitaria, sino también una crisis política. 

221 millones 43 mil 693 dosis de vacunas contra el Coivd-19 se habían administrado en la India hasta el 3 de junio de 2021.

Tags

Lo Último


Te recomendamos