Mundo

La radicalización de la islamofobia aumenta las tragedias en Europa

Los últimos ataques y hechos relacionados al terrorismo en ciudades como Londres, París, Bruselas y Madrid son causa y consecuencia del círculo vicioso de la islamofobia en Europa. Los medios de comunicación también están implicados.

La policía belga neutralizó a un presunto terrorista en una de las principales estaciones de tren de Bruselas el martes 20 de junio. Esto, después de un aparente intento de detonar un cinturón explosivo. Las autoridades locales ya han confirmado que se trata de otro ataque terrorista. Los acontecimientos trágicos están asaltando las ciudades europeas una por una. Sólo durante el último mes la lista de víctimas-objetivos incluyen Londres, Manchester y Madrid.

Y aunque hoy las policías de los países europeos es más activa, las reacciones islamofobas entre los ciudadanos está en auge. Y de acuerdo a los expertos, eso es justamente lo que la organización terroristas autodenominado Estado Islámico quiere provocar.

Islamofobia en alza

“El aumento de los ‘lobos solitarios’ y su dependencia a los cuchillos y a los camiones para atacar, muestra que los esfuerzos de las inteligencias y de las policías para debilitar al extremismo islamista está teniendo éxito”, explica a Metro Richard Lachmann, sociólogo político y experto en terrorismo de la University at Albany de Nueva York.

Analistas políticos y expertos británicos también culpan a la oposición y la prensa sensacionalista por los ataques, y aseguran que sus discursos y su cobertura causan una escalada inevitable de islamofobia.

El ataque afuera de una mesquita en Londres fue claramente un acto de islamofobia»

“El ataque afuera de una mesquita en Londres fue claramente un acto de islamofobia. La violencia trae más violencia. Y la islamofobia se ha intensificado por la abrumadora tendencia de los medios de comunicación de presentar al terrorismo y a la violencia como una condición intrínseca del Islám contemporáneo”, agrega Lachmann.

Esto es confirmado por Joseph Fitsanakis, especialista en Inteligencia y Seguridad Nacional, con énfasis en Espionaje Internacional de la Coastal Carolina University, Estados Unidos.

“El plan del Estado Islámico depende precisamente de la respuesta violenta al terrorismo, tanto de civiles extremistas como de las agencias estatales”, dice.

El trato discriminatorio de la policía

Los testigos de los hechos, como en Londres, declararon que el tratamiento de los terroristas ha cambiado drásticamente: si resultan ser musulmanes, las fuerzas del Estado no dudan en derribarlos cuando tengan la oportunidad.

«La policía en muchos, si no en la mayoría de los países, refleja los prejuicios de la población en general, por lo que no es ninguna sorpresa que la policía británica trate a los terroristas cristianos de forma diferente a los musulmanes», dice Lachmann. «Lo mismo ocurre en los Estados Unidos, donde a los afroamericanos con armas de fuego o los que la policía imagina que tienen armas de fuego se les dispara sin advertencia, mientras que a los blancos que exhiben abiertamente armas de fuego se les pide amablemente que las dejen. Todo esto contribuye a que los musulmanes europeos sientan que son aislados y despreciados por los cristianos y por sus gobiernos».

La policía en muchos, si no en la mayoría de los países, refleja los prejuicios de la población en general»

Y aunque las fuerzas locales han desarrollado métodos para identificar y atrapar a las personas que planean ataques, estos no siempre son eficaces. Los expertos creen que debemos esperar más acontecimientos trágicos.

«Podemos esperar más ataques terroristas en Europa y podemos esperar que esos ataques lleven a los límites las libertades civiles, a una mayor vigilancia del gobierno y, en algunos países, a ataques musulmanes de parte de los cristianos de derecha», concluye Lachmann.

 

«El plan del Estado islámico depende precisamente de una respuesta violenta al terrorismo por civiles extremistas y agencias estatales»

Joseph Fitsanakis

Especialista en Inteligencia y Seguridad Nacional, con énfasis en Espionaje Internacional de la Coastal Carolina University, Estados Unidos.

 

¿Cómo podría describir la situación en Europa considerando el terrorismo y el extremismo?

– La situación en Europa está llegando precisamente al punto que yo y otros expertos hemos estado hablando desde los ataques de París de noviembre de 2015. Es importante entender que el Estado islámico no selecciona sus objetivos al azar, ni necesariamente ataca objetivos que considera débiles. Se centra en los países que tienen una gran población musulmana nativa, con el objetivo de establecer una brecha entre los ciudadanos musulmanes y no musulmanes del país y de provocar tensiones étnicas y religiosas allí. A juzgar por los recientes acontecimientos en el Reino Unido y en otros lugares, parece que el plan del Estado islámico está funcionando.

¿Cree que el último ataque de Londres es consecuencia del aumento de la islamofobia en la región?

– La islamofobia ha existido en varias formas en Occidente durante siglos. Pero los recientes ataques concentrados contra objetivos de alto nivel, que involucran a civiles, han hecho aumentar peligrosamente un fenómeno preexistente. El plan del Estado islámico depende precisamente de una respuesta violenta al terrorismo por civiles extremistas y agencias estatales. En ese sentido, el ataque a la mezquita de Londres fue exactamente lo que el Estado Islámico y sus partidarios han estado esperando.

¿Quizás es muy luego para conectar ambos hechos?

– No es muy luego. Hay una línea clara y directa que conecta los ataques perpetuados por el Estado Islámico y varios casos de crímenes de odio o terrorismo llevados a cabo por islamofobos como respuesta. Son las dos caras de lo que es esencialmente la misma moneda.

«El terrorismo del tipo practicado por el Estado islámico es casi imposible de combatir por completo»

¿Cree que las medidas anunciadas por Theresa May de aumentar los controles de seguridad podría ser una solución?

– No. El terrorismo del tipo practicado por el Estado islámico es casi imposible de combatir por completo. Veremos muchos más ataques terroristas en los próximos meses, e incluso años, especialmente en Europa. Es crítico, mientras tanto, que las poblaciones europeas se mantengan tranquilas y compuestas, y no den a los extremistas lo que buscan: ampliar las divisiones sociales a lo largo de las líneas religiosas, étnicas y raciales.

¿Qué podemos esperar?

– El fenómeno que describimos como «el Estado islámico» no desaparecerá hasta por lo menos 2015.  Esto indica que será una ola más amplia de extremismo suní. Esto significa que las cosas probablemente empeorarán. Es importante que los ciudadanos de todas las religiones y que no profesan ninguna fe permanezcan alertas. Y lo más crucial de todo, unidas ante el aumento del extremismo por todas partes.

Tags

Lo Último


Te recomendamos