Metro World News

La historia del canadiense que terminó en prisión por asociarse con “El Chapo”

Mykhaylo Koretskyy, conocido como “Russian Mike” o “Cobra” se asoció con “El Chapo” para llevar droga a Canadá en sus camiones de carga.

Transportista que se asoció con "El Chapo" para expandirse en Canadá, terminó tras las rejas

La lucha de las autoridades estadounidenses por desmantelar todas las células de los cárteles mexicanos que ingresan y comercian drogas en su territorio, no se detiene.

Luego de que Emma Coronel, esposa de Joaquín Guzmán Loera, fuera detenida y esté a la espera de su sentencia, ahora cayó otro de los socios de uno de los capos mexicanos más reconocidos de los últimos tiempos.

Pero a diferencias de otros aliados del “Chapo”, este personaje no es de México ni de América Latina, sino del norte del continente, más precisamente de Canadá.

«Russian Mike» o «Cobra», el trasportista que se asoció con «El Chapo»

Se trata de Mykhaylo Koretskyy, de 46 años, a quien apodaban “Russian Mike”. Él contó en su proceso judicial en Nueva York que se encontraba en una crisis financiera cuando un conocido, Stephan Tello, lo invitó a un negocio muy arriesgado que le haría ganar mucho dinero.

El trato era poner sus dos compañías de camiones con sede en Canadá al servicio del Cártel de Sinaloa.

Socio para meter droga a Canadá

Hace ocho años, al capo Guzmán Loera le interesaba llevar sus cargamentos de doroga al país de la hoja de maple, debido a que en ese territorio su mercancía tenía un precio más elevado que en Estados Unidos.

Era tanta su desesperación, de acuerdo a sus narraciones, que el 5 de marzo viajo de Toronto a Mazatlán para reunirse con el Cártel.

Su bienvenida

Pistoleros del “Chapo” lo recibieron, le vendaron los ojos y lo llevaron por caminos de terracería durante cerca de hora y media.

Cuando se descubrió la cara, Alex Cifuentes, un capo colombiano que vivía en la sierra con Guzmán, habló con él.

El cafetalero le entregó un Blackberry para coordinar los envíos de la droga a su país. Fue su bienvenida al grupo criminal, y poco después lo apodaron “Cobra”, dentro de sus conversaciones encriptadas.

Autoridades no creen su versión

Aunque “Russian Mike” no lo aceptó, los fiscales señalan que también negoció con Guzmán Loera el precio de la cocaína en el país norteamericano, cómo sería el proceso para que sus camiones de carga pudieran mover la droga por la frontera norte de EU y cuánto ganaría por cada cargamento.

Koretzkyy sostuvo que había movido cerca de 30 kilos de cocaína a su país y que nunca conoció al “Chapo”, pero el Departamento de Justicia calcula que en tres envíos movió más de 450 kilos de droga.

Tan sólo por dos envíos, el canadiense dijo haber ganado 55 mil dólares. De acuerdo a su testimonio, ese efectivo se lo quedó “Sergei”, quien fungía como enlace del Cártel, quien también se quedó el Blackberry encriptado.

Ese móvil terminó por hundir a Koretzkyy. El FBI interceptó en septiembre de 2013 una llamada en la que se escucha que un narco pide verificar que los choferes y cargadores de “Cobra” se encuentren disponibles.

Condena de 15 años

El juez Paul Crotty no creyó que su participación en el Cártel fuera mínima y lo condenó a 15 años de prisión, seguido de tres años de libertad supervisada.

“Gracias a sus empresas Baltic Freight Lines y Lviv Trucking Ltd, Koretzkyy, ayudó al ‘Chapo’ y al Cártel de Sinaloa a expandir su alcance a través del norte de Estados Unidos, hasta el fértil mercado canadiense. En el proceso, él distribuyó y conspiró para distribuir cientos de kilogramos de cocaína, dosis individuales de veneno suficientes para destruir innumerables familias y comunidades”, se lee en un memorando de sentencia que los fiscales le enviaron al juez Crotty.

“Él no cayó en el grupo criminal por sus malas finanzas o porque fue engañado; se unió al Cártel de Sinaloa para distribuir cocaína en Canadá para su propio beneficio económico”, continúa.

Tags

Lo Último


Te recomendamos