Metro World News

¿Por qué hay “racismo climático” en Estados Unidos?

Las personas afroestadounidenses también se ven afectadas con un mayor grado de calor en verano, debido a los lugares en los que se encuentran.

Racismo climático en Estados Unidos

Es un hecho que gran parte de las minorías en Estados Unidos son las que más sufren y tienen una mayor cantidad de obstáculos que superar.

Además de los problemas económicos, los abusos de las autoridades y patrones en sus trabajos y la discriminación, ahora las personas negras también padecen el doble del impacto de las altas temperaturas de sus contrapartes blancas.

Así lo dio a conocer un nuevo estudio que fue publicado en la revista Nature Communications, en el que los autores sostienen que las diferencias no se explican por la pobreza, sino por el racismo histórico y la segregación de este sector de la sociedad.

Menos espacios verdes, más temperatura

Como consecuencia, las personas de color en general viven en áreas con menos espacios verdes y más edificios y vías de transporte, lo que exacerba el incremento en las temperaturas y del cambio climático.

Conocido como el «efecto de la isla de calor urbana», el término se refiere para designar el efecto que los edificios y la infraestructura de las ciudades en general tienen sobre las temperaturas.

Y es que todo ese cemento y asfalto atrae y guarda más calor, por lo que tanto los días como las noches en grandes zonas urbanas son mucho más cálidos que las áreas de alrededor.

De hecho, una investigación pasada en el país de las barras y las estrellas encontró una relación cercana entre los vecindarios más calurosos de las ciudades grandes y las prácticas de vivienda racistas que se remontan a la década de los años 30.

En ese entonces, las áreas con grandes poblaciones de afroamericanos o inmigrantes fueron «demarcadas en rojo» en documentos por funcionarios federales y consideradas con demasiado «peligro» para préstamos e inversiones hipotecarias.

Por este motivo hubo una concentración de la pobreza y bajas tasas de propiedad de viviendas en algunas zonas de las grandes ciudades.

Vecindarios calurosos

La nueva investigación ofrece una mirada más amplia a estos vecindario calurosos y a las personas que viven en ellos.

Al usar datos satelitales de temperatura combinados con información demográfica del Censo de Estados Unidos, los autores del análisis hallaron que, en promedio, las personas de color viven en áreas con temperaturas diurnas de verano mucho más altas que las personas blancas no hispanas.

Para propósitos de la investigación, los científicos definieron como «gente de color» a todas las personas hispanas (independientemente de su raza) y a cualquiera que no se identifique como blanca.

Consecuencias

Y así, en todas, menos en seis de las 175 áreas urbanizadas más grandes de Estados Unidos, las personas de color sufren impactos de calor mucho más grandes en veranos.

Para la población negra esto es particularmente duro. Los analistas sostienen que los afroestadounidenses están expuestos a 3.12 ºC adicionales de calor en promedio en vecindarios urbanos, en comparación con 1.47 ºC adicionales a los blancos.

Este fenómeno conduce a un aumento de la mortalidad y otros impactos como insolación, pérdida de productividad en el trabajo, golpes de calor y problemas de aprendizaje.

Tags

Lo Último


Te recomendamos