Metro World News

“En casa me maltratan. ¡Ayuda!”, abuelita pide auxilio mientras la vacunan

Una abuelita entregó una pequeña carta al voluntario que le aplicaba la inyección contra el coronavirus, para denunciar a su familia.

Alrededor del Plan de Vacunación se dan una infinidad de historias entre los adultos mayores, el personal médico que se encuentra en la primera línea de batalla contra el coronavirus y los integrantes académicos.

Muchas de estos fragmentos de vida representan el amor, las ganas de vivir y la lucha contra el coronavirus, que afecta a todo el mundo.

Sin embargo, también hay otras versiones que causan tristeza, impotencia y repudio.

Tal es el caso de una adulta mayor, que, luego de que le aplicaran su inyección correspondiente, entregó una nota al enfermero que la atendía.

Todo sucedió en la escuela Vocacional Número 7, Avenida Ermita Iztapalapa, colonia Santa María Aztahuacán, en alcaldía Iztapalapa, en la Ciudad de México, donde la abuelita de 85 años entregó un pequeño mensaje, en el que solicitaba ser rescatada de su familia.

A sus seres cercanos los denunció de mantenerla encerrada y atentar contra su integridad física.

“¡Ayuda, en casa me maltratan!”, se podía leer en la carta que dio a escondidas al voluntario.

Luego de leer el papel, el encargado llamó a los oficiales de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México (SSC), a quienes les mostró la evidencia que le dio la adulta mayor.

Los integrantes del SSC, de manera inmediata, la resguardaron y llevaron a una plaza donde se le dará el adecuado seguimiento a su caso.

Mientras tanto, una mujer de 39 años, que fue identificada como hija de la denunciante, y un hombre de 59 años, yerno de la abuelita, fueron detenidos por las autoridades y presentados ante el agente del Ministerio Público correspondiente. En ese lugar se definirá su situación jurídica y se harán las indagatorias correspondientes.

Otro escándalo: La inyección sin líquido

No es el único escándalo que se ha vivido en la Ciudad de México en los últimos días.

El fin de semana pasado, se hizo viral un video en el que se denuncia que una voluntaria inyectó a un adulto mayor, pero con una jeringa vacía.

En el clip se puede apreciar que, de hecho, la chica ni siquiera presiona la inyección y sólo “pica” el brazo del hombre.

“Él es mi tío y la enfermera le hizo creer que lo vacunaron y sólo le hace un piquete con la aguja y la jeringa no tiene nada de líquido, paso en el @IPN_MX de Zacatenco, no puede ser que el personal de salud esté haciendo esto. ¡compartan! #COVIDー19 #SputnikV @Claudiashein”, se quejó la usuaria @aletopia en Twitter.

Minutos después, la Secretaría de Salud de la Ciudad de México indicó que retiró de las células de vacunación a la voluntaria que no inyectó ninguna sustancia al hombre.

“Se informa que la vacunadora voluntaria fue retirada del sitio de vacunación correspondiente”, indicó la dependencia en un comunicado.

Lo cierto es que no se especificó si esta persona dejará de participar de manera definitiva en cualquier otra célula de vacunación contra el coronavirus.

“Este hecho fue reportado por un familiar acompañante del adulto mayor, a quienes se les ofreció una disculpa y se procedió a aplicar la vacuna de manera correcta”, sostuvo el organismo mediante un comunicado.

“En el video se ve claramente que sólo se mete la aguja y no se aplica nada. Se le acusó en tiempo con un superior y efectivamente reconoció que fue un ‘error’ que no volverá a suceder”, tuiteó la sobrina del adulto mayor.

El lamentable hecho ocurrió en la Unidad Macro Vacunadora en Zacatenco, en las instalaciones del Instituto Politécnico Nacional.

Después le aplicaron otra inyección con líquido

Algunas horas después, la misma usuaria volvió a tuitear otro video en el que una voluntaria vuelve a inyectar a su tío, pero en esta ocasión sí contiene líquido la jeringa.

“Favor de difundir para que estén muy atentos todos. Tengan mucho cuidado cuando vayan a vacunarse ustedes o algún familiar, si acompañan a alguien chequen que todo esté en orden y que estos médicos y enfermeros cumplan su deber.

Tags

Lo Último


Te recomendamos