Metro World News

Blindan Washington con más de 25 mil soldados para investidura de Biden

Las autoridades no quieren que se repitan los desastrosos y vergonzosos actos de vandalismo del pasado 6 de enero, en el que decenas de seguidores de Donald Trump tomaron por asalto al Capitolio.

Las autoridades de Estados Unidos viven momentos de tensión. No quieren que se repitan los desastrosos y vergonzosos actos de vandalismo del pasado 6 de enero, en el que decenas de seguidores de Donald Trump tomaron por asalto al Capitolio, en el acto de investidura de Joe Biden.

El demócrata tomará posesión de la presidencia el próximo 20 de enero, en una celebración que será muy diferente a la de sus antecesores.

Y es que después de la irrupción a la sede de las Cámaras por fanáticos de Trump, que tuvo como consecuencia la muerte de cinco personas, las autoridades han optado por tomar cartas en el asunto.

La intención es resguardar la seguridad del próximo mandatario del país norteamericano.

Blindan Washington para investidura de Biden

Por tal motivo, desde el fin de semana arribaron 25 mil efectivos de la Guardia Nacional estadounidense, que ya están desplegados en las calles de Washington.

No lo han tomado a la ligera. Los militares que llegaron de diferentes regiones del país, para unirse a otros siete mil que se encontraban en la capital, duermen en el suelo y por turnos.

Los tres kilómetros que separan a la Casa Blanca del Capitolio están completamente fortificados.

Entre otras seguridades, se encuentran controles en los accesos, las entradas por tierra y mar a la capital están cerradas, y desde el 15 de enero pasado está completamente prohibido volar con armas de fuego.

“Tenemos la responsabilidad especial de que haya una transición pacífica del poder en nuestro país”, dijo Muriel Bowser, alcalde del distrito de Columbia.

Si de por sí se había planeado fortalecer la seguridad, tras lo ocurrido en el Capitolio, ahora las autoridades lo han hecho con más decisión, luego de que el FBI anunciara posibles amenazas en la toma de posesión del demócrata.

Además, la Fiscalía sostuvo que algunos asaltantes a la sede de las Cámaras tenían el objetivo de “capturar y asesinar”.

Ante todo esto, Joe Biden indicó hace unos días que se encuentra tranquilo. “No me preocupa mi seguridad. El pueblo estadounidense se levantará y se levantará ahora. Ya es suficiente”.

Así, el cambio de poder en Estados Unidos se vivirá de una forma diferente. La ceremonia no se verá repleta de personas como en otras ocasiones, por el riesgo de un atentado y por la pandemia del COVID-19.

Tags

Lo Último


Te recomendamos