Entretenimiento

‘Super Frenchie’ mira fijamente al miedo mientras lleva al público a nuevas alturas

Metro habló con el esquiador profesional y saltador de B.A.S.E. Matthias Giraud, alias ‘Super Frenchie’, sobre la película documental sobre su vida.

La mayoría de nosotros hemos tenido sueños de la infancia, y algunos incluso hemos conseguido esa pasión en nuestra vida adulta, como el esquiador profesional y saltador de B.A.S.E. Matthias Giraud, también conocido como ‘Super Frenchie’. El sueño de la infancia de Giraud era saltar desde las montañas después de escuchar historias de los grandes que hicieron posible este deporte extremo. Vio sus primeras imágenes de salto base/esquí base cuando sólo tenía 9 años y ya entonces supo que no había otra opción: así quería vivir su vida.

Después de conocer al cineasta Chase Ogden a una edad temprana, el dúo se encontraría con algunos obstáculos en la búsqueda de la película documental que lleva el sobrenombre de Giraud, «Super Frenchie». Pero es esa búsqueda y esa pasión que alimentó la película la que se convierte también en un personaje principal del documental. Giraud creía que, tanto si se quiere saltar de un acantilado como si se quiere fundar una organización benéfica o hacer un gran viaje, si la gente persigue lo que es realmente importante para ella, será mejor para su propio bien y para todos los que le rodean.

Giraud se sentó a hablar de lo que supuso hacer «Super Frenchie», que explora su vida y cada una de las emociones que le ayudaron a llegar a donde está hoy.

P: ¿Qué puede decirme sobre su relación con Chase Ogden? Sé que pasó algún tiempo desde que se conocieron hasta que se empezó a rodar el documental.

– En febrero de 2008, realicé mi primer salto base de esquí desde el monte Hood, en Oregón, y resultó ser el primero desde Hood, así que fue una especie de salto histórico y llegó a los medios de comunicación enseguida. Al día siguiente, me presentaron en «Good Morning America» y en la CNN y en todos esos programas de televisión. Hice una entrevista con las filiales locales de ABC News en Spokane, Washington, y allí es donde trabajaba Chase. Creo que era un operador de cámara o alguien que participaba en la producción, y se acercó a mí y me dijo: «Oye, tengo un programa con nuestros canales de televisión locales sobre las actividades al aire libre y me pregunto si puedes hacer un par de episodios con nosotros». Así que, como tenía 24 años y estaba dispuesto a todo, le dije que sí, que lo hiciera. Así que rodamos un par de episodios juntos.

Después de eso, me estaba llevando a casa después de esquiar en la montaña Schweitzer y me dijo que creía que sería genial que hiciéramos una película juntos. Creo que los dos éramos muy ingenuos… Chase era más joven que yo, creo que él tenía 22 años y yo 24, pero en mi mente pensaba: ¡claro, vamos a rodar una película! Nos pusimos en marcha al año siguiente y en ese momento, era cuando mi carrera estaba empezando, y yo estaba empezando a probarme a mí mismo. En ese momento nos pusimos en contacto con el legendario saltador de esquí base Shane McConkey, que me había dado muchos consejos. Shane estaba muy entusiasmado con la idea, iba a hablar con los patrocinadores para que financiaran la película, en la que originalmente Shane era uno de los pioneros y padres de este deporte, y yo era el chico raro y prometedor de Francia.

Entonces, desafortunadamente, un año después, Shane falleció. Estaba destrozado… Shane era uno de mis héroes. Así que nos olvidamos de la película, perdimos al hombre y no vimos la manera de hacer esto sin Shane. Pero luego, un par de años más tarde, yo todavía estaba acumulando algunos saltos realmente geniales y volví a llamar a Chase y le dije que creía que debíamos hacer esta película por nuestra cuenta. Chase dijo »Creo que tienes razón, hagámoslo». Entonces, en cuanto empezamos a rodar, acabé saltando desde el Matterhorn, hubo una avalancha y obtuvimos unas imágenes increíbles. Entonces la historia evolucionó de forma natural: Me casé, tuve un hijo, sufrí un grave accidente y me recuperé… Pasamos esos diez años dejando que la historia se desenvolviera sola, no forzamos nada. Dejamos que sucediera de forma orgánica.

P: El video de la avalancha es uno de los que se me quedaron grabados.

– Lo curioso de esa avalancha es que la gente siempre bromea diciendo: «Si hay una avalancha, estarás bien, saltarás de un acantilado y saldrás volando». Pero nunca había sucedido antes. Bueno, esto sucedió y yo lo estaba filmando y me di cuenta de que eso era algo que nunca olvidaría. Las imágenes siguen vivas en mi mente.

P: ¿Cómo se siente después de ver este documental sobre su vida?

– Al principio da un poco de miedo… Creo que Chase sabe más de mi vida que yo. Es una especie de montaña rusa emocional porque hablamos de lo bueno, lo malo y lo feo. Es un testimonio honesto. Compartimos la historia de la honestidad y de cómo ocurrió realmente. Como Chase es el director, también describe cómo vivió la historia él mismo y cómo reunió todas esas imágenes.

No podíamos poner todos los saltos, hay cientos y cientos. Pero creo que lo que es realmente satisfactorio y satisfactorio por mi parte es que es muy interesante ver un resumen de tu vida y al ver esta película, sé que estoy viviendo la vida que siempre quise vivir cuando era niño y es realmente genial ver esto. Pero también soy padre y tengo un hijo y creo que es importante que mi hijo también tenga una película sobre la vida de su padre para que pueda entenderla y comprender… aunque sea drástico y quizá absurdo a los ojos de algunas personas, [cómo] subo montañas para esquiar y saltar desde ellas.

P: Algo que me pareció interesante fue su visión del miedo. ¿Cómo ha sido esa relación con el miedo durante su vida?

– La verdad es que me alegra mucho que me haga esta pregunta. Está presente en la película y se perfila, pero no se explica explícitamente. Si prestas atención a la película, el miedo siempre está presente. La gente que te dice que no tiene miedo te está mintiendo completamente y se está mintiendo a sí misma. En la película, en uno de esos primeros saltos en el Monte Hood, tengo una entrevista en la que hablo de dejar de lado mi miedo. Está ahí, pero decido no insistir en él. Luego, a mitad de la película, siento mi miedo pero estoy aprendiendo a aceptarlo.

Intentaba controlar mi miedo tratando de controlar mi ansiedad, porque siempre es una montaña rusa emocional hacer algo atrevido. Pero al final de la película es realmente cuando descubrí un lugar de serenidad y aceptación en mi oficio. Cuando te dedicas a algo que da mucho miedo y es peligroso, recibes el miedo con los brazos abiertos. Así que la relación con el miedo pasó de ignorarlo, a intentar gestionarlo, a aceptarlo plenamente. 

Creo que aceptar el miedo es una de las mejores cosas que puedes hacer porque es la forma en que te conectas con tu entorno y contigo mismo y cómo te mantienes alerta. Siempre digo que el miedo es tu mejor amigo, porque es la única emoción que te ayudará a alcanzar todo tu potencial. En lugar de condenarlo al ostracismo como una emoción negativa y sucia, abrázalo.

P: ¿Qué espera que la gente se lleve de este documental?

– Una de las principales cosas que he aprendido en el esquí y el salto base es que las emociones están ahí para potenciarte y no para perjudicarte. Espero que esta película pueda mostrar eso, porque cuando acoges plenamente todas tus emociones es cuando puedes vivir una vida plena. Esta es la única manera de convertirse en un ser humano pleno, es abrazando todas tus emociones, y el miedo es una gran parte de eso. Sólo hay dos cosas que puedes esperar realmente en la vida: una buena vida y una buena muerte, y si tienes ambas, entonces ganas.

Para los demás que quizá se sientan defraudados por la película, lo respeto. Es muy arriesgada y está muy fuera de lugar. Pero les pido que hagan un poco más de introspección y se pregunten por qué no respetan o no están de acuerdo con lo que hay allí. Creo que al final, espero que esta película provoque una introspección profunda en el público para poder vivir con honestidad y sinceridad y no tener necesariamente una vida construida sobre tus inseguridades, sino tener una vida construida sobre la pasión.

4 de junio

Es la fecha en la que ‘Super Frenchie’ se estrenó en cines, cines virtuales y TVOD.

Tags

Lo Último


Te recomendamos