8 marcas que cambiaron nuestra visión de la moda

En la era digital, varias marcas han contribuido a crear un imaginario estético que se ha desplegado en redes sociales y medios de comunicación, así como en tendencias de consumo y lo que vemos en la calle. Estas son las más conocidas.

Vetements 

Creada en 2014 la marca del georgiano Demna Gvasalia comenzó a popularizarse hace dos años debido a la reinterpretación que hacía de las prendas, a su manejo de volúmenes y a una estética callejera y parisina que desafiaba las convenciones del buen gusto. Las sudaderas de Titanic de 900 dólares (entre otras prendas desafiantes, como la camiseta con el logo de DHL) mostraron que lo trashy podía llegar a ser de lujo. Se ha destacado, entre otras cosas, por lanzarse con modelos anónimas, juntar sus colecciones masculina y femenina y tener verdadera producción limitada en sus prendas.

Gucci

El diseñador italiano Alessandro Michele tomó la dirección creativa de la marca en 2015 y renovó el minimalismo en que la casa había estado sumida. Con su colección masculina comenzaba una era en la que retomaba toda la vistosidad de los 70 y la disrupción de todo límite en la vestimenta. Explosión de colores, motivos y texturas, todo junto,  provocaron que la marca comenzara a ser la punta de lanza de una estética en la que lo kitsch pasa a ser objeto de lujo y donde lo que más se destaca es la pieza como accesorio statement, con toques de romanticismo retro y fastuosidad, tanto para hombres como para mujeres.

Louis Vuitton

A pesar de ser una marca de lujo con más de un siglo de existencia, en sus campañas ha dejado ver lo que tendremos en el futuro: moda genderless, máquinas como protagonistas de campaña y multiculturalidad. La compañía ha sabido cómo direccionarse hacia un público nuevo a través de gadgets como su propio smartwatch (Tambour Horizon) y embajadores de marca tan plurales como Jaden Smith (representando la corriente genderless) o a Lighting, personaje del videojuego japonés  “Final Fantasy” el año pasado. También ha hecho desfiles en Río de Janeiro como símbolo de un mercado emergente, al igual que Chanel hizo con Cuba, de manera histórica.

Balmain 

 

Olivier Rousteing logró mezclar su trabajo artesanal con la estética contemporánea que impusieron las Kardashian y las Hadid en los últimos años a través de Instagram: cuerpos contorneados, ostentación y prendas hechas para seducir a través de la figura. Por supuesto, la marca avanzó en pro de la mezcla de texturas y siluetas y al convertir objetos contemporáneos en elementos de lujo, como los audífonos.

Iris Van Herpen

Quizás la única diseñadora de alta costura que explora a través de las formas y las texturas de una manera poco comercial y más acercada al arte y a la vanguardia. La creadora holandesa se basa en la escultura y la construcción de anatomías y une en ellas conceptos creativos que muestran nuevas estructuras y sobre todo, innovación tecnológica. De hecho, ha sido pionera en colaborar con científicos y protagonistas de otras disciplinas para sus creaciones. Su vestido de 3D en 2011 fue uno de los mejores inventos recopilados por la revista “Time”.

Dolce & Gabbana 

Es la marca más fuerte en crear un relato a partir de lo identitario y traducirlo al lenguaje millennial. No solo porque hayan Youtubers en su pasarela, sino porque el imaginario de su natal Sicilia, la iconografía religiosa y popular (sobre todo en el imaginario bizantino) han reimaginado el barroquismo para convertirlo en un elemento de seducción. Íconos como Mónica Bellucci o Sophia Loren e incluso sus aretes de estética colonial la han hecho una marca poderosa e imaginativa.

Moschino

 

Jeremy Scott reimaginó lo pop. Desde 2014 ha apostado por reinterpretar lo cotidiano y contemporáneo en piezas deseables, tal y como lo hizo Andy Warhol alguna vez con el arte. Barbie, McDonalds, Bob Esponja y otros tópicos dieron pie para que la cultura popular y lo exuberante (solo hecho desde Versace en los 80 y 90) volvieran a ser musts.

Johanna Ortíz

La colombiana es la que impuso la estética de la romántica blusa de boleros alrededor del mundo. Lanzó una tendencia que se ha repetido en todos los hemisferios y que ha hecho que corrientes como el “tropicool” y el “Caribbean Chic” hayan tomado fuerza desde que comenzó a verse la macrotendencia en 2013. Mujeres como Olivia Palermo, Sarah Jessica Parker o Lily Collins comenzaron a adoptar su estilo y pronto su marca se catapultó para vender en portales de e-commerce tan importantes como Moda Operandi. Es la diseñadora más importante en cuanto a la macro tendencia Overinformation que retorna a lo originario como elemento de lujo.

Las marcas más valiosas en el mercado

• Nike, con 28 billones de dólares vendidos

• Hermés (25.78 b)

• Louis Vuitton (25.23 b)

• Cartier (17.35 b

• Rólex (15.7 b)

*Según estadísticas de Fashion United, para el año 2016

Tags

Lo Último


Te recomendamos