Entretenimiento

Gemma Arterton le dice a Hollywood que se joda

La ex chica Bond (“Quantum of Solace”) conversa sobre “The Finest” y preferir las películas indies.

gemma arterton

Matt Prigge/MWN

Tal vez conozcas a Gemma Arterton como una chica Bond. Cuando empezó, la actriz inglesa apareció en éxitos de taquilla como «Quantum of Solace», «Clash of the Titans», «Prince of Persia», «Hansel & Gretel: Witch Hunters». Durante los últimos cinco años, se convirtió de la próxima chica «It» de Hollywood en una mujer seria y respetada que hace películas indies, en Inglaterra e incluso en Francia. De hecho, acaba de protagonizar «Saint Joan» de George Bernard Shaw en Londres.

Este mes, estrenará “The Finest», un docudrama que se centra en la industria cinematográfica inglesa durante la Segunda Guerra Mundial. Ella interpreta a una guionista contratada para escribir el diálogo femenino a una película de propaganda, no una película de propaganda maligna, sino una intención de elevar la moral e inspirar optimismo entre la población inglesa, ya que su país es habitualmente bombardeado por las potencias del Eje.

Hablamos con Arterton, de 31 años, sobre lo importante que es el arte en tiempos difíciles y lo bien que se siente abandonar Hollywood.

Entonces, conversemos sobre un momento mucho más feliz que ahora: Inglaterra durante la Segunda Guerra Mundial.

[Risas] Curiosamente, esta película parece relevante ahora. Cuando estábamos en Sundance, la gente hablaba de cómo una película sobre películas de propaganda aborda esta cosa de las noticias falsas. El otro lado de eso es nuestra necesidad de entretenimiento. Es por eso que «La La Land» fue un gran éxito. Salió en una época en la que la gente decía: «Necesitamos algo colorido y con música y baile». El cine y el arte en general son ahora más que nunca muy importantes para la gente. Es emocionante pensar, en estos tiempos locos en los que estamos viviendo, sobre lo que va a salir de eso en términos de arte. Si piensas en lo que sucedió durante la Primera Guerra Mundial y la Segunda Guerra Mundial y luego después de la Guerra Fría, salió tanto arte bueno.

La película que están haciendo en «The Finest» es algo así como «Moonlight» se encuentra con «La La Land»: es socialmente consciente, pero también quiere ser un entretenimiento generalizado.

Es lo que dicen en la película: «autenticidad infundida con optimismo». Quieres que la gente sienta algo con lo que pueda relacionarse, pero también es optimista. Es interesante cómo las películas salen y luego un acontecimiento sucede que hace que parezca realmente relevante. Hice esta pequeña película el año pasado llamada » The Girl with All the Gifts», que salió después del Brexit. Se trata de personas que se vuelven contra los extranjeros y las personas que son diferentes a ellos. Salió y se sentía tan relevante. Eso es lo extraño del arte.

Tardan tanto en hacerla que no hay manera de saber qué pasará antes de que salga. Luego parecen hablar a los tiempos, pero por accidente.

No hay manera de que hubiésemos podido saber lo que iba a suceder. Acabo de hacer una producción de «Saint Joan» en Londres, y decidimos situarla en el distrito financiero de ahora. Cuando estoy en juicio, todos estos hombres de traje me están enjuiciando. Se sintió tan relevante después de la elección, y con lo que estaba pasando con las mujeres en Estados levantándose. Pero habíamos decidido hacerlo en este estilo seis meses antes de la elección. La gente seguía viniendo a verla y diciendo: «¡Es tan relevante!»

«The Finest» es también parcialmente sobre las mujeres que trabajan en la industria cinematográfica. Tu personaje está luchando para ser reconocida como guionista.

Mi personaje estaba basado en Diana Morgan, quien fue guionista de Ealing Studios en ese momento. Inicialmente fue contratada para escribir lo que se llamaba «náuseas», que era el diálogo femenino. [Risas] Luego, como tenía un verdadero talento para ello, se convirtió en una de las principales escritoras de Ealing durante su apogeo. Pero se le acreditó como un hombre en los créditos, porque no se permitía tener el nombre de una mujer en los créditos de producción en ese momento. Hay un montón de mujeres a lo largo de la historia que han hecho eso, como George Sand [alias de Amantine Lucile Dupin], que tienen que darse un nombre de hombre.

Trabajas casi exclusivamente en películas independientes y francesas ahora, lo cual es un shock para aquellos que te conocen de éxitos de taquilla, como «Quantum of Solace» y «Clash of the Titans».

Sí, ha sido un cambio. Sin embargo, ha sido un cambio muy bueno. Yo no estaba muy feliz ni me sentía cumplida en absoluto. Es como cuando tienes un montón de basura en tu habitación. Simplemente la tiras, y luego se puede ver más claro. Así es como me sentí. No necesitaba toda esa basura, y no me estaba sirviendo. Ahora puedo ver bien y tengo espacio. Es mucho mejor así.

Es bueno alejarse de lo que es popular o de moda.

Tienes que encontrar personas que estén en la misma página que tú. Pensé que la industria cinematográfica era sólo grandes éxitos de Hollywood. Pensé que era así como todos se sentían. Esas eran las personas de las que yo estaba rodeada. Cuando dejé eso, pensé: ‘¡Oh, no, hay una manera diferente de hacerlo! Hay un montón de gente que no siente que debería ser así. Así que me fui con ellos.

Adelanto oficial:

https://youtu.be/mMh1EvAQOQ8

Tags

Lo Último


Te recomendamos