Deportes

El día que Chuy Corona rechazó una oferta millonaria de Tigres

El portero de La Máquina optó por fichar con Cruz Azul en 2009, ya que era un equipo con mayor jerarquía en el balompié azteca.

Jesús Corona

Tuvieron que pasar 18 años de carrera, para que Jesús Corona probara las mieles de ser campeón de la Liga MX.

El guardameta de Cruz Azul rompió con la mala racha que lo había acompañado, cuando los celeste vencieron a Santos en la Final del Torneo Guard1anes 2021.

José de Jesús perdió cuatro duelos definitivos en su camino, una con los Tecos de la UAG, ante el América, y tres vistiendo la casaca de La Máquina, una ante Monterrey y dos ante Las Águilas.

En 2009, Corona arribó al conjunto cementero, por una cifra cercana a los 10 millones de dólares, en compra definitiva a los Tecos.

Desde entonces, José de Jesús ha sido el guardián de la meta cementera, en donde ha brillado, pero también ha pasado los momentos más amargos de su carrera.

Jesús Corona pudo ser jugador de los Tigres, antes de llegar a Cruz Azul

Chuy ha disputado 456 duelos como celeste, en los que ha cosechado dos Copas MX, así como una Liga de Campeones de la Concacaf, y el actual trofeo de Liga MX.

Durante 11 años defendiendo el marco cementero, el portero ha acumulado más fracasos que victorias, por lo que el título ante los laguneros es un sabor incomparable.

José de Jesús es uno de los jugadores más veteranos en la Liga MX. De hecho, el portero no ha renovado contrato con La Máquina, pero las platicas se mantienen con la directiva, ya que su deseo es retirarse con la playera azul.

Antes de ser parte de los celestes, a la mesa de Jesús Corona llegó una oferta millonaria de los Tigres de la UANL. Sin embargo, su instinto lo hizo decantarse por el cuadro cementero, ya que la jerarquía fue un factor determinante.

“Sí, la verdad fue real, yo estoy muy agradecido con Tigres también, que un club de esa magnitud se haya fijado también en mis servicios o los haya requerido, tomé la decisión de venir a Cruz Azul y la verdad lo hice con una gran seguridad, no me arrepiento.

El guardameta cumplió un sueño al ser campeón con los celestes

Conseguir el anhelado título de Liga MX no fue sencillo; en el camino hubo dolor, sufrimiento y tragedia, como la Final que perdieron ante el América en el Clausura 2013.

Aquella imagen, de Chuy devastado, fue un momento que la afición celeste no olvida.

Verlo celebrando, en la noche después de vencer a Santos, fue confortable para los seguidores cementeros, que vieron cómo el jalisciense defendió por muchos años a muerte la playera del Cruz Azul.

“Durante el camino sí sufrimos porque no es fácil ni sencillo, pero a fin de cuentas creo que es muy merecido para toda la gente y todos los compañeros; en lo personal estoy muy contento de pertenecer a esta institución.

Tags

Lo Último


Te recomendamos