Estilo de Vida

Cómo la luz de las pantallas afecta tu visión

La luz emitida por las pantallas, especialmente la luz azul de alta energía, puede penetrar profundamente en nuestros ojos.

No fuerces tanto la vista

La prevalencia de dispositivos electrónicos en nuestra vida cotidiana ha aumentado drásticamente en las últimas décadas. Desde teléfonos inteligentes hasta computadoras portátiles y tabletas, pasamos gran parte de nuestro tiempo frente a pantallas iluminadas por luz artificial. Sin embargo, esta exposición prolongada a la luz de las pantallas puede tener efectos adversos en nuestra salud visual.

Consecuencias de estar expuesto mucho tiempo a la luz de las pantallas

Visión borrosa

La luz emitida por las pantallas, especialmente la luz azul de alta energía, puede penetrar profundamente en nuestros ojos y causar fatiga ocular digital. Esto se manifiesta como visión borrosa, sequedad ocular, irritación e incluso dolores de cabeza. La fatiga ocular digital no solo es molesta, sino que también puede afectar negativamente nuestra productividad y calidad de vida.

No fuerces tanto la vista

Perturba el sueño y el descanso

Además, la exposición a la luz azul puede perturbar nuestro ritmo circadiano, el reloj interno que regula nuestro ciclo de sueño-vigilia. La luz azul suprime la producción de melatonina, una hormona que ayuda a regular el sueño. Como resultado, el uso nocturno de dispositivos electrónicos puede dificultar conciliar el sueño y reducir la calidad del mismo.

Recomendados

Riesgo de enfermedades

Los efectos negativos de la luz de las pantallas en nuestra visión también pueden tener consecuencias a largo plazo. Se ha sugerido que la exposición prolongada a la luz azul podría aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades oculares como la degeneración macular relacionada con la edad (DMAE). Aunque la investigación sobre este tema aún está en curso, es prudente tomar medidas para proteger nuestros ojos de la exposición excesiva a la luz de las pantallas.

Afortunadamente, existen varias estrategias para mitigar los efectos adversos de la luz de las pantallas en nuestra visión. Una de las formas más simples es seguir la regla “20-20-20″: cada 20 minutos, mirar hacia un objeto situado a unos 20 pies de distancia durante al menos 20 segundos. Esto ayuda a descansar los ojos y reducir la fatiga ocular digital.

No fuerces tanto la vista

Además, algunos dispositivos y aplicaciones ofrecen modos de filtro de luz azul que reducen la cantidad de esta luz emitida por las pantallas. Estos modos suelen cambiar la temperatura del color de la pantalla hacia tonos más cálidos durante la noche, lo que puede ayudar a minimizar la interrupción del sueño.

La luz de las pantallas puede afectar negativamente nuestra visión y salud ocular. Es importante ser consciente de estos efectos y tomar medidas para proteger nuestros ojos, como descansar regularmente durante el uso de dispositivos electrónicos y utilizar modos de filtro de luz azul cuando sea posible. Al hacerlo, podemos mantener una visión saludable en un mundo cada vez más digitalizado.

Tags

Lo Último


Te recomendamos