Estilo de Vida

Gerente reveló los tres datos que nunca hay que compartir en una entrevista laboral

Es determinante mostrar entusiasmo por la labor a desempeñar en el cargo para el cual se aspira, pero también hay que evitar hablar sobre ciertos temas

Entrevista laboral. Foto: bing.com/images.

Salir aprobado en una entrevista laboral para el empleo soñado o requerido es la meta de quienes buscan un puesto de trabajo, pero a veces, la misma persona se juega en contra expresando ideas que no son necesarias compartir con los entrevistadores y que le restan puntos ante otros candidatos.

PUBLICIDAD

Business Insider reseñó los consejos de Bonnie Dilber, gerente de contratación con más de 10 años trabajando en reclutamiento de personal, y quien indicó cuál es la información que nunca se debe compartir en una entrevista de trabajo.

Según las recomendaciones de la experta, la idea general es mostrarse positivo, dando a conocer los aportes que podemos dar como recurso humano dentro de la organización.

La entrevista laboral y lo que se debe evitar

En una entrevista laboral, no sólo es importante lo que se dice, sino también lo que no se dice, es decir, según Dilber, hay cosas que sencillamente es mejor no mencionar.

Te puede interesar: Cómo perder el miedo a hacer cosas diferentes en tu día a día

La especialista aconsejó que en lugar de la información que se debe evitar, se pueden decir otras cosas.

A continuación presentamos los tres aspectos que nunca se deben decir en una entrevista laboral a consideración de la gerente Bonnie Dilber:

PUBLICIDAD

1. Desafíos en trabajos anteriores o con tu búsqueda de empleo

No es recomendable hablar de lo difícil que fue el trabajo anterior o de los desafíos que tuvieron allí, esto puede hacer que el gerente piense que el problema es el entrevistado.

No se debe hablar sobre la causa del despido o salida negativa.

Cuando se busca a alguien para ocupar un puesto laboral, se quiere a una persona que pueda dar buenos resultados en función de los objetivos de la empresa. Por ello, si se llega el tema con preguntas sobre las dificultades en el trabajo anterior, hay que hacerlo resaltando las fortalezas propias y el deseo de una oportunidad para aportar lo mejor de sí y aprender.

En vez de enfocarse en lo que salió mal antes, hay que centrarse de forma entusiasta en el futuro.

Business Insider indicó que el experto aconsejó responder con asuntos como:

“Estoy esperando la oportunidad adecuada, y realmente lo veo con este rol específicamente porque he planeado más de 30 eventos virtuales en los últimos años, y realmente veo que esto juega a favor de mis puntos fuertes”.

Te puede interesar: ¿Quieres verte más delgada? Con estos colores y diseños lo lograrás

“Tengo muchas ganas de trabajar con un gerente del que pueda aprender; al observar algunas de las iniciativas que usted ha liderado aquí, sé que puedo agregar valor y seguir ampliando mi función bajo su liderazgo”.

“Una de las cosas que me llamó la atención al leer reseñas sobre cómo trabajar aquí es la confianza y la autonomía. He trabajado en algunos entornos que eran más rígidos; creo que esto realmente me permitirá aportar mi creatividad y mis habilidades de pensamiento estratégico a mi papel.”

2. Próximas bajas parentales, necesidades médicas y vacaciones planificadas

Obviamente, quien busca personal, desea contar con alguien que esté disponible para el tiempo requerido, por lo que no es conveniente hablar sobre situaciones de salud, la licencia parental, necesidades de alojamiento o vacaciones anticipadas.

Quien mencione los puntos antes señalados, es muy probable que no sea considerado para el cargo.

3. Mucho entusiasmo por compensación, ventajas y beneficios en lugar del trabajo

A pesar de las grandes compensaciones que una compañía ofrece, los gerentes siempre buscan a alguien que se muestre interesado en aportar a la organización con su talento.

Obviamente, a todos les interesa el pago, pero cuando es evidente demasiado interés a esto o a los beneficios, y no se resalta el entusiasmo por el trabajo como tal, es muy probable que el entrevistado no destaque como alguien fuerte para el cargo.

Lo ideal es concentrarse en lo que se puede dar en lugar de lo que se recibirá. Para ver esto, quizá el entrevistador preguntará sobre qué le emociona del puesto, qué puede aportar, cómo resolver algunas tareas propias o por que quiere el cargo.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags


Lo Último