Estilo de Vida

Estudio revela el por qué la dieta mediterránea protege el cerebro de los signos del Alzheimer

La dieta mediterránea puede ayudar a reducir los síntomas del trastorno de estrés postraumático a través del microbioma intestinal.

La dieta Med se deriva de las dietas tradicionales de 21 países que bordean el mar Mediterráneo. | Foto: monticellllo – stock.adobe.com

La dieta mediterránea continúa demostrando por qué ha sido nombrada la mejor dieta número uno en general por US News & World Report durante siete años consecutivos.

Un nuevo estudio publicado en la revista JAMA Neurology encontró que seguir la dieta mediterránea puede mantener la mente de una persona alerta hasta la vejez, incluso si el cerebro muestra signos de la enfermedad de Alzheimer.

Estudio

Las personas que siguieron la dieta obtuvieron puntuaciones más altas en las pruebas de funcionalidad cognitiva, a pesar de los marcadores de demencia en el cerebro después de la muerte, encontraron investigadores de la Universidad Rush en Chicago.

La dieta Mediterránea se deriva de las dietas tradicionales de 21 países que bordean el mar Mediterráneo, donde abundan las verduras, frutas, pescado, nueces y aceitunas frescas. Implica comer alimentos de origen vegetal, cereales y aves magras junto con dosis saludables de aceite de oliva virgen extra.

Si bien no se centra en un nutriente o grupo de alimentos específico, la dieta Medediterránea enfatiza la importancia de centrarse en la calidad y llenar el plato con una amplia gama de alimentos, como frutas, verduras, mariscos, aceite de oliva y cereales integrales.

Datos

Utilizando datos del Rush Memory and Aging Project, un estudio con datos de autopsias de 1997 a 2022 con hasta 24 años de seguimiento, los investigadores analizaron 586 sujetos que murieron a una edad promedio de 91 años.

Los participantes informaron sobre factores de vida al proyecto, incluido el tabaquismo, el consumo de alcohol, la frecuencia del ejercicio, la dieta mediterránea y la puntuación de actividad cognitiva.

Puntuación

La puntuación del estilo de vida saludable se basó en estos factores y se clasificó del uno al cinco, y las puntuaciones más altas indicaron un estilo de vida más saludable y una mejor función cognitiva más cerca de la muerte.

Estas puntuaciones se compararon con la puntuación de función cognitiva de la prueba menos de un año antes de la muerte del participante.

Después de la muerte, se extrajeron los cerebros de los cuerpos de los sujetos y los investigadores buscaron signos de beta amiloide y ovillos de tau, dos de los principales signos del Alzheimer.

La demencia no es una enfermedad específica: es un término para la capacidad deteriorada para recordar, pensar o tomar decisiones que interfiere con las actividades cotidianas, según los Centros para el Control y la Convención de Enfermedades . El Alzheimer es la forma más común de demencia.

Incluso si los cerebros de los participantes mostraban signos de Alzheimer, su estilo de vida saludable todavía parecía protegerlos en cierta medida del deterioro cognitivo, mostró el estudio.

Se cree que la dieta puede ayudar con el deterioro cognitivo porque es muy equilibrada, lo que hace que te sientas satisfecho por más tiempo y sea menos probable que comas comida chatarra y refrigerios.

Otros estudios

Un estudio de octubre de 2023 encontró que la dieta mediterránea puede ayudar a reducir los síntomas del trastorno de estrés postraumático a través del microbioma intestinal.

Otros estudios recientes demostraron que quienes siguen la dieta pueden reducir sus probabilidades de muerte prematura en un 29%, mientras que las mujeres por sí solas han mostrado una probabilidad casi un 25% menor de sufrir enfermedades cardíacas y muerte prematura.

Un estudio anterior de la Universidad de Harvard dijo que la dieta mediterránea era uno de los cuatro patrones de alimentación saludables comunes que pueden ayudar a reducir el riesgo de muerte prematura hasta en un 20%.

Lea también: Manchas oscuras en la piel son signos del paso por los 50

Tags

Lo Último


Te recomendamos