Estilo de Vida

La lectura a temprana edad mejora el rendimiento cognitivo en la adolescencia

Leer a partir de los dos años puede generar importantes desarrollos cerebrales

Teddy, es un niño británico que aprendió leer a los 2 años.

Hay una realidad que no se puede esconder: cada vez son menos las personas y en especial, niños, los que implantan en sus vidas la práctica y rutina de la lectura. Gran parte de la responsabilidad es sin duda el acelerado adelantamiento tecnológico que se vive en la actualidad.

Sin embargo, no se puede olvidar los diversos beneficios que se pueden obtener a lo largo de la vida por leer desde temprana edad ya que el cerebro humano se desarrolla durante la infancia y la adolescencia, dos momentos clave de la vida para adoptar hábitos que favorezcan el desarrollo cognitivo y fomenten una buena salud cerebral.

Beneficios de la lectura desde los 2 años

Una nueva investigación comprobó que los niños que empiezan a leer por placer desde pequeños (entre los dos y los nueve años) suelen tener un mayor rendimiento cognitivo y mejor salud mental cuando llegan a la adolescencia.

En conjunto entre especialista de China y el Reino Unido, se analizaron datos de más de 10.243 adolescentes y jóvenes en los Estados Unidos. Las conclusiones fueron determinantes: la cantidad óptima de lectura era 12 horas a la semana, a la vez que esta actividad se relacionaba con una mejor estructura cerebral.

Los datos también compararon a quienes comenzaron a leer por placer a una edad relativamente temprana con los que comenzaron a hacerlo más tarde o no leían nada. El 48% de los participantes tenían poca experiencia en la lectura por placer o no habían comenzado a hacerlo hasta más tarde en su infancia, mientras que la otra mitad había pasado entre tres y diez años leyendo por placer.

Los investigadores encontraron un potente vínculo entre leer por placer a una edad temprana y buenos resultados en la adolescencia en pruebas cognitivas que miden factores como el aprendizaje verbal, la memoria y el desarrollo del habla, y el rendimiento académico.

Tags

Lo Último


Te recomendamos