Estilo de Vida

Investigación asegura que el heavy metal es más efectivo que la música clásica para rehabilitar el cerebro

Así lo determinaron recientemente especialistas españoles

Está más que demostrado gracias a diversas investigaciones, que la música no solo es una modalidad de entretenimiento y distracción, sino que también es una gran arma basada en melodías, armonías y ritmos que ayudan a realizar distintas actividades del día a día como trabajar, ejercicios físicos, pero, además es un gran aliado para desarrollar modalidades terapéuticas para estimular cambios positivos en el estado de ánimo y el bienestar general de personas que sufren diversos trastornos.

Lejos de algunas creencias mencionadas a lo largo de los años, una nueva investigación desarrollada en España reveló que cuando se expone a pacientes sedados a diferentes estímulos musicales, el género del rock, heavy metal, es quien permite conseguir una mayor estimulación cerebral.

El reciente estudio fue desarrollado por un trío de especialistas del Hospital Universitario de La Princesa, en la ciudad de Madrid. Estos son: Jesús Pastor, jefe del Servicio de Neurofisiología, Lorena Vega-Zelaya, neurofisióloga, y Alfonso Canabal, jefe de Servicio de Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Heavy metal, un gran aliado cerebral

Las conclusiones científicas se basaron en el análisis de las variaciones en la actividad cerebral de seis pacientes (cinco mujeres y un hombre) ingresados en la UCI por diferentes enfermedades que se encontraban en estado de inconsciencia inducido por sedoanalgesia.

Bajo la autorización de sus familiares, cada paciente escuchó tres tipos de géneros musicales totalmente diferentes: clásica de Amadeus Mozart (Sonata para dos pianos), dodecafónica de Arnold Schönberg (Klavierstuck Op. 33a) y heavy metal de la banda danesa Volbeat (The Devil’s Bleeding Crown).

Se emitieron fragmentos de tan solo dos minutos de duración de cada una de las tres canciones con niveles de volumen normales. La secuenciación de los sonidos fue aleatoria y diferente para cada uno de ellos y, para determinar la respuesta cerebral a la estimulación, se utilizaron electroencefalogramas (EEG) por considerarse una prueba objetiva y no invasiva.

Para sorpresa de todos, el heavy metal fue la que generó más modificaciones en las respuestas cerebrales, mientras que la música clásica tendía a reducir la actividad cerebral. Los resultados fueron publicados en el Journal of Integrative Neuroscience.

Tags

Lo Último


Te recomendamos