Estilo de Vida

Reo muere congelado en una cárcel en Alabama al ser encerrado en cámara frigorífica

La familia de Anthony “Tony” Mitchell alega que más de una docena de funcionarios de la cárcel en el condado de Walker abusaron de él físicamente

La situación carcelaria en Estados Unidos sigue muy precaria y para muestra, un caso en Alabama ha escandalizado a la comunidad pues un recluso murió congelado dentro de una cárcel del condado después de que los guardias lo colocaran dentro de una cámara frigorífica, según una demanda presentada recientemente.

Se trata de Anthony “Tony” Mitchell, cuya familia alega que más de una docena de funcionarios de la cárcel en el condado de Walker abusaron de él y luego conspiraron para encubrir el presunto maltrato.

La madre de Mitchell, Margaret, contó que su hijo lidió con condiciones “infernales” dentro de la cárcel durante aproximadamente dos semanas antes de su muerte luego de su arresto a mediados de enero.

“Mientras Tony languidecía desnudo y muriéndose de hipotermia en las primeras horas de la mañana del 26 de enero y sus posibilidades de supervivencia se esfumaban, numerosos oficiales penitenciarios y personal médico se acercaron a la puerta abierta de su celda para observar y entretenerse con su condición”, señala la demanda.

Un oficial del alguacil del condado de Walker le dijo a un pariente que Mitchell, de 33 años, recibiría ayuda mientras estaba dentro de la cárcel después de su arresto, pero en cambio, los guardias le aplicaron descargas con pistola eléctrica y lo alojaron en la cárcel desnudo, debido a la política de vigilancia de suicidios de la instalación, especuló la demanda.

Según los familiares, Mitchell, que fue arrestado el 12 de enero luego de presuntamente disparar contra la policía que asistieron a su vivienda tras recibir un llamado de los familiares, sufría de adicción a las drogas y enfrentó problemas de salud mental y física.

La demanda establece que aparentemente Mitchell fue atado a una silla de sujeción y colocado en la “cámara frigorífica de la cocina de la cárcel o en un ambiente frío similar durante un tiempo prolongado” como una especie de castigo.

Luego de haber sido llevado al hospital, se determinó que su temperatura corporal interna era de solo 72 grados. Si bien no se ha publicado una autopsia, “está claro que la muerte de Tony fue injusta, el resultado de un abuso horrible y malicioso y montañas de indiferencia deliberada”, afirmó la demanda.

El abogado de la familia de Mitchell criticó la cárcel en un comunicado al diario New York Post. “Este es el peor caso de abuso de presos que he visto”, dijo el abogado Jon Goldfarb. “La evidencia de abuso habría sido enterrada con Tony Mitchell si no hubiera sido por la valentía de una oficial penitenciaria solitaria que grabó videos de lo que realmente le sucedió a Tony y compartió uno de ellos. Y la despidieron por exponer la verdad de este abuso”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos