Estilo de Vida

Una gurú del amor revela el tipo de hombre que las mujeres no quieren “aunque sea muy atractivo físicamente”

La personalidad juega un papel muy importante dentro del juego de la seducción y toma todavía más peso cuando se trata de una relación.

Nombres más atractivos de mujeres y hombres

Esta gurú del amor australiana ha dado a conocer recientemente uno de sus más grandes secretos, pues según su experiencia hay un tipo específico de hombre que las mujeres nunca quieren sin importar que tan atractivos sean físicamente. Se trata de los hombres que caen dentro de el tipo de personalidad de fruta del dragón.

La Pitahaya o fruta del dragón es una fruta sumamente llamativa a la vista, pero que más de uno asegura que tiene un sabor casi inexistente y es precisamente esta característica la que Jana Hocking ha tomado para nombrar una de las categorías de su clasificación de personalidades, la que ha creado a lo largo de los años en base a su experiencia y de la de aquellos a quienes aconseja.

Ninguna mujer quiere a este tipo de hombre a pesar de ser muy atractivo físicamente

Jana explica su punto de vista con una experiencia propia diciendo “Cometí el error de elegir un fruta del dragón... Me explico, estaba ridículamente sexy. Hombros anchos, cuerpo grande de jugador de rugby y rostro masculino. Pero si le doy un mordisco metafórico a su personalidad, descubrí que es un poco “bla””.

La personalidad juega un papel muy importante dentro del juego de la seducción y toma todavía más peso cuando se trata de una relación, esto llevó a que la aventura amorosa de Jana acabara rápidamente, pero ella misma explica que luego conoció a alguien “altamente diferente”.

La nueva persona no era tan atractiva de una forma convencional, bajo de estatura y con cuerpo de papá, pero su increíble personalidad cautivó a la australiana, con lo que terminó de probar que su teoría sobre los hombres fruta de dragón era totalmente cierta.

Jana Hocking y su verdadero amor

Sobre esta “nueva persona” Jana comentó que “Me encontré queriendo impresionarlo, y cuanto más se abría sobre su vida, más quería saber al respecto. Era un aventurero que se había metido de lleno en varias carreras, viajes y literatura”

Finalmente, concluyó el relato en sus redes sociales con “Si bien es bastante fácil ser una fruta del dragón, ya sabes, con el Botox, el gimnasio y todo ese jazz, creo que sigue siendo muy importante asegurarnos de que estamos trabajando igual de duro en nuestra personalidad” animando a las mujeres a dejar de lado a estos hombres “vacíos”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos