Estilo de Vida

Estudio revela que beber dos tazas de té negro al día reduce la mortalidad significativamente

Un nuevo estudio arrojó que beber dos o más taza de té negro al día puede reducir el riesgo de mortalidad hasta por un 13%

Un nuevo estudio impulsado por unos científicos afirma que beber dos o más tazas de té negro al día podría reducir el riesgo de mortalidad de una persona hasta en un 13%.

El estudio, que fue realizado y publicado por Annals of Internal Medicine, incluyó a 498.043 participantes que tenían entre 40 y 69 años y formaban parte del biobanco del Reino Unido, un recurso de base de datos que contiene información sobre la salud de casi medio millón de personas en el Reino Unido.

Para el estudio, los participantes completaron un cuestionario de referencia entre 2006 y 2010 y fueron examinados durante una mediana de 11,2 años. Los investigadores también analizaron la información sobre la ingesta de té de los individuos, ya que ellos mismos informaron cuánto bebían.

Los resultados del estudio encontraron que de los participantes que dijeron que bebían té regularmente, el 89% de ellos consumía té negro. Comparado con las personas que dijeron que no bebían nada de té, los participantes que bebían té negro tenían entre un 9 y un 13% menos de riesgo de mortalidad.

Se relaciona con menor riesgo a padecer enfermedades cardiovasculares

Un mayor consumo de té, que quedó establecido en dos tazas al día o más, también se relacionó con un menor riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular, cardiopatía isquémica y accidente cerebrovascular.

El estudio también puntualiza que este hallazgo es independiente de la temperatura del té, la cantidad de leche o azúcar que contenía y las variaciones genéticas que afectan la capacidad de tomar cafeína.

Durante una entrevista con la revista Time, uno de los investigadores del estudio, Maki Inoue-Choi, epidemiólogo del Instituto Nacional del Cáncer, dijo: “La asociación entre el consumo de té y la mortalidad cardiovascular puede estar impulsando la asociación entre el consumo de té y la mortalidad por todas las causas”.

Inoue-Choi también reconoció que aunque los hallazgos pueden alentar a las personas a tomar más té, “no deberían alterar la cantidad de tazas de té que se deben beber todos los días debido a estos resultados”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos