Estilo de Vida

Consejos neurológicos para mantener la concentración laboral

Aunque parezca simple, estudios indican lo difícil que es estar concentrado continuamente en el trabajo

Muchas investigaciones aseveran que la concentración es la base primordial para llevar a cabo al 100% cualquier tipo de actividad o metas trazadas. El gran tema es poder mantenerla, ya que por distintas características del sitio laboral se hace casi imposible lograrlo.

La neurología advierte lo indispensable que son los tiempos de descansos intermedios en el horario laboral, gracias a que dichas pausas, aparte de desconectar por momento y aliviar los posibles episodios de estrés, ayudan a recuperar fuerzas para que la mente y el cuerpo sigan en buen estado de ánimo.

El trabajo y la mente

La planificación del tiempo es una de las recomendaciones de la medicina y neurociencia. Siempre habrá algo que hacer en el trabajo e incluso es normal que las tareas sean muchas, bien sea por falta de personal o porque simplemente los tiempos no te dan y la saturación es inevitable.

Por ello, las palabras “calma y concentración” son fundamentales en el desarrollo del trabajo asignado. No se puede permitir que los pensamientos vagos y distracciones se presenten durante estos tiempos, así también, dejar que las redes sociales y la utilización del teléfono celular se apoderen de tu concentración en horarios indebidos.

Henning Beck, neurocientífico y bioquímico, alega al respecto que “la concentración es la capacidad de enfocarse en una tarea a la vez y dejar todo lo demás en suspenso. Sin embargo, mantener este estado durante más de dos horas seguidas de golpe es muy poco realista”.

Recomendaciones

La realidad es también que, aunque se quiera e intente con todo estar concentrado en la totalidad de la jornada laboral, es imposible lograrlo y así lo sostienen diversos estudios neurológicos.

Al entender la situación, más que intentar estar concentrado es más recomendable manejar la capacidad de concentración con horarios establecidos de pausas cortas para desconectar un poco y permitir una re organización.

Identificar los momentos de distracciones puede ser muy positivo, ya que en esos tiempos se pueden llevar a cabo los trabajos con menor importancia o inmediatez de entregas.

Tags

Lo Último


Te recomendamos