Estilo de Vida

Aprende a desconectarte justo antes de acostarte

Existen ciertos pasos que te pueden ayudar.

Nuestra salud física y mental depende de si logramos un sueño reparador o no. Dormir mal implica pasar todo el día cansado, sin energía para realizar las múltiples tareas que hacemos.

Antes de acostarse el 60% de las mujeres se ocupa de las tareas domésticas, el 37% atiende a sus hijos, el 36% navega por internet y el 21% se pone al corriente en asuntos de trabajo. Pero, pocas destinan tiempo para relajarse, lo que es básico para tener un sueño placentero.

—  Fundación Nacional del Sueño en España

Es por ello que existe la necesidad de hacer un ritual antes de la hora del descanso. En ese sentido, la Revista española Saber Vivir nos presenta algunas recomendaciones para hacer de nuestro sueño una buena experiencia.

No te lleves trabajo a casa, practica el “lo haré mañana”

Si te acostumbras a alargar el horario laboral corres el riesgo de entrar en un espiral sin fin. Te en cuenta que si tienes tanto trabajo que te faltan horas para acabarlo, por más que sigas siempre te quedará algo pendiente.

Evita todo aquello que te robe la paz mental

Ver noticias trágicas en la televisión o en tu teléfono o engancharte con una película de acción son cosas que, aunque creas que te ayudarán a desconectarte, disparan la adrenalina.

Dedica al menos 20 minutos a tu Spa privado

Una ducha al finalizar el día tiene un efecto sedante. Puedes usar cremas o fragancias que te relajen.

Apaga el celular de noche

El teléfono celular crea una sensación artificial de urgencia, como si estuvieras pendiente de alguna llamada. Además, los especialistas insisten en afirmar que las personas que están más expuestas a sus ondas tardan más en entrar en la parte profunda del sueño. Así que cuando llegue la noche apágalo y nunca lo uses de despertador.

Tags

Lo Último


Te recomendamos