Estilo de Vida

Un descubrimiento brasileño ayudaría significativamente a combatir el cáncer

De manera inesperada se determinó un nuevo patrón relevante para el diagnóstico y pronóstico de tumores malignos

Los investigadores Juliana A. de Morais y André Zelanis, del Laboratorio de Proteómica Funcional del Instituto de Ciencia y Tecnología (ICT-Unifesp), más un grupo de científicos de la Universidad Federal de São Paulo (Unifesp) de manera inesperada descubrieron una característica fundamental que define y explica el por qué las proteínas que deberían encontrarse en el núcleo de las células tumorales terminan en diferentes lugares, como el citoplasma o incluso fuera de la célula. Los frutos investigativos fueron reflejados en la portada de la científica, Traffic.

Proceso

Una célula sana cuenta con diversas proteínas que necesita mantenerse dentro de ella para ejecutar funciones escenciales. André Zelanis detalló que “las proteínas se producen y se dirigen a diferentes puntos dentro de la célula. Y hay una fracción de ellos que se envía fuera de la célula, para realizar alguna función en su entorno, como formar una matriz extracelular”.

En las células tumorales suele haber una cierta inestabilidad genómica y una acumulación de mutaciones en genes que regulan el crecimiento y proliferación celular. Varios procesos metabólicos pueden desregularse, incluida la secreción de proteínas.

Cuando se trabaja con cultivos in vitro, por lo normal se separan la célula del conjunto de moléculas que secretaba al hacer los análisis, de ahí la existencia de una base de datos con información específica sobre los secretomas. La hipótesis principal para explicar la secreción de proteínas por vías no canónicas se relacionó con la posible interrupción de la célula durante la recolección.

“La originalidad de nuestra investigación proviene precisamente del hecho de que decidimos mirar de manera diferente estas proteínas que normalmente no se secretaban”, aseguró Zelanis.

Igualmente, los investigadores fueron cautos e indican que es muy pronto para saber si las 19 proteínas podrían ser indicadores biológicos para el diagnóstico o tratamiento de tumores, ya que sólo se hicieron análisis utilizando bioinformática, por lo tanto, se necesitan hacer muchos otros estudios para llegar a la máxima certeza irreversible.

Tags

Lo Último


Te recomendamos