Estilo de Vida

Consecuencias de no usar una humectante acorde a tu tipo de piel

Recordemos que no todos los rostros son iguales y lo que puede funcionar para una persona, para otra podría resultar contraproducente.

En artículos anteriores hemos tratado el tema de la importancia de la humectación en el cuidado de la piel, en especial, en la piel del rostro.

Pero no hemos tocado el punto de que cada piel es distinta y, por tanto, necesita una crema humectante acorde con sus características.

Si no lo haces, la piel puede convertirse en muy grasosa o, por el contrario, es probable que se ponga tan seca que hasta se escame.

Errores que se cometen al escoger o aplicar la crema humectante

De acuerdo al sitio web dedicado a la belleza Harpers Bazaar, “un primer error con la crema es, directamente, no usarla. Suelen caer en este engaño las mujeres jóvenes -o no tan jóvenes- con piel grasa”.

Piensan que la crema va a empeorar el problema. Es así en caso de no elegir la adecuada. Pero la piel grasa también necesita hidratación, si no pierde luminosidad y se ve macilenta y sin tono. Si tu piel es grasa, compra una libre de aceites (”oil-free”)”, recomiendan en la mencionada página.

No se debe utilizar cualquier crema. Hay productos específicos para cada problema y para cada tipo de piel. Elige siempre el más adecuado y, si tienes dudas, déjate asesorar por profesionales.

Un último error es creer que por aplicar mucha cantidad de crema estás cuidando mejor tu piel. ¿Has oído hablar del acné cosmético? Son granitos que aparecen cuando la piel está “empachada” (los poros se han taponado y la piel no puede absorber ni respirar). Bien porque el producto que has estado aplicando lleva activos demasiado fuertes para tu piel, bien porque has utilizado demasiada cantidad.

En el cuidado de la piel, muchas veces es tan malo pasarse que no llegar

—  Harpers Bazaar
Tags

Lo Último


Te recomendamos