Estilo de Vida

Qué hacer para que los niños coman verduras y frutas

Una gran lucha el poder lograr que los niños coman más ensaladas y menos grasas

Una de las grandes luchas de todos los padres es poder acostumbrar a sus hijos, sobre todo en la primera etapa de la niñez, en alimentarse de manera balanceada apoyada en dietas a base de verduras y frutas. Los niños necesitan de una dieta variada que contemple los diferentes grupos de alimentos.

Distintos especialistas en nutrición infantil afirman que es de suma importancia aportarles desde temprana edad y en forma diaria los llamados nutrientes protectores, es decir, aquellos que por su contenido en proteínas, vitaminas y minerales, contribuyen al correcto funcionamiento del organismo y previenen enfermedades por carencia.

Análisis de especialista

María Laura Sansalone, licenciada en Nutrición y miembro del Consejo Directivo del Colegio de Nutricionistas de la Provincia de Buenos Aires, Argentina, explicó que “a partir del año de vida, los pequeños se incorporan a la mesa familiar, y a partir de allí es importante promover el consumo de alimentos saludables, fomentando un ambiente agradable al momento de comer y acompañarlos en generar con buenos hábitos cotidianos”.

Neofobia alimenticia

Esta modalidad o trastorno trata sobre el miedo y el rechazo a probar alimentos nuevos o desconocidos. Este miedo viene de un reflejo primitivo de protección y afecta generalmente a los niños de 2 a 6 años (pero a veces puede prolongarse hasta la edad adulta).

Ante esto, Sansalone acota que “es normal que a partir de los dos años de vida aparezca la llamada neofobia, es decir, el rechazo a alimentos nuevos o desconocidos, tanto por su sabor, textura y color; pero esto no debe desanimar a los padres, ya que reiteradas exposiciones a ese alimento en varias oportunidades hacen que finalmente sea aceptado”.

Recomendaciones para que los niños coman verduras y frutas

Con respecto a las verduras, es recomendable ofrecerlas diariamente bajo diferentes alternativas: en sopas, ensaladas, croquetas, salsas caseras, puré, rellenos y budines. En el caso de las frutas, es fundamental ofrecerlas preferentemente frescas, aunque también en ensaladas, pinchos, helados y tortas caseras, jugos exprimidos, mousse, licuados.

“En todos los casos, recomendamos incorporar aquellas de estación y si hay lugar en casa para el armado de una huerta, recordar que puede ser muy favorecedor en la construcción de valores en torno al alimento y al medioambiente, sobre todo cuando participan activamente en su cuidado”, concluyó María Laura Sansalone.

Tags

Lo Último


Te recomendamos