Estilo de Vida

La irregularidad menstrual podría generar problemas en el hígado

Las mujeres sufren varias afecciones debido al descontrol en su período

La menstruación prolongada e irregularidades en el período pueden ser un factor determinante y negativo en la salud de las mujeres, la cual pudiera causar serios problemas como son por ejemplo la diabetes tipo 2, afecciones cardíacas y arteriales.

Demora en la menstruación entre 38 y 40 días, ya son signos importantes de advertencia que determinará por recomendación de los especialistas en recurrir en la brevedad posible a realizarse chequeos pertinentes que ayude a encontrar las causas y por supuesto, la solución al problema metabólico.

Riesgos en el hígado

Una reciente investigación realizada en la Universidad de Seúl, Corea del Sur, agrega al hígado como una pieza más al conocimiento sobre los posibles efectos remotos de las alteraciones del ciclo menstrual. La investigación publicada en el Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, determinó que las mujeres que sufran problemas de este tipo, el riesgo de desarrollar esteatosis no alcohólica del hígado sería mayor.

Ante las mencionadas afecciones derivados del descontrol del ciclo menstrual, la irregularidad demanda también una atención especial a la salud del corazón y las arterias. También se sabe que la obesidad, quizás pueda estar asociada a estas alteraciones en el ciclo y es obviamente un factor que tiende a alterar el equilibrio metabólico del organismo.

La investigación necesitó más de 70.000 mujeres menores de 40 años para poder lograr resultados y determinaciones. Las conclusiones más resaltantes fueron que en poco menos de una de cada tres mujeres, más precisamente el 28% al inicio de la investigación, tenía flujos menstruales irregulares por tiempos y/o duración.

Otro de los datos reflejados y expuestos por los expertos fue que siete de cada cien jóvenes, según la primera observación, tenían signos de enfermedad del hígado graso no alcohólico. El seguimiento de estas mujeres se prolongó durante cuatro años, con la identificación de nuevos casos de “hígado graso” en el 9% de los casos, con una mayor frecuencia de inicio precisamente en aquellas que tenían problemas relacionados con el ciclo menstrual.

El hígado graso en estos casos puede convertirse en una manifestación del síndrome metabólico, caracterizado por sobrepeso, obesidad, diabetes, hipertensión, aumento de los triglicéridos, reducción del colesterol bueno o Hdl.

Tags

Lo Último


Te recomendamos