Estilo de Vida

Estudio científico encuentra que los hongos “hablan entre sí” en una forma de comunicación similar a la humana

A través de los picos eléctricos que recorren los filamentos subterráneos, los hongos se comunican con hasta 50 palabras, según investigadores.

Las plantas se comunican entre sí y esto no es algo nuevo para la investigación científica. Décadas de estudios realizados por expertos han demostrado que leves circuitos eléctricos recorren las raíces de los árboles en una especie de “chat” de la vegetación.

Este es un concepto muy generalizado que la ciencia viene observando desde hace un buen tiempo. sin embargo, hacía falta un mejor análisis para comprender qué se están diciendo las plantas a través de sus filamentos subterráneos.

Y aunque todavía no ha logrado descifrar un mensaje de los árboles, un científico llamado Andrew Adamatzky, profesor de la Universidad del Oeste de Inglaterra, situada en Bristol, encontró un impresionante comportamiento específicamente en los hongos.

De acuerdo a lo que reseña The Guardian, Adamatzky analizó el principio de que las plantas se comunican a través de las raíces, observó patrones en los hongos y encontró que desarrollan una estructura de lenguaje muy similar a la de los seres humanos.

De hecho, el experto de la casa de estudios británica afirma que los hongos manejan un vocabulario de hasta 50 palabras.

¿Qué se dicen los hongos?

Todavía no se puede saber lo que “se dicen” los hongos a través de estos circuitos eléctricos. Pero hacia esa ruta es la que se dirige el profesor Adamatzky.

Necesita de muchos años más de estudios, pero comprender el tipo de mensajes que hay integrado en esta forma de comunicación haría que se desarrollen mejores planes de acciones para su cuidado.

Para notar que existe un patrón que hace esta comunicación similar a la estructura del habla humana, el profesor Andrew Adamatzky realizó específicamente un análisis matemático de las señales eléctricas.

Esta observación se logró a través de la instalación de microelectrodos en sustratos colonizado en las largas estructuras filamentosas subterráneas llamadas hifas de cuatro especies de hongos: enoki, split gill, fantasma y oruga.

Durante el análisis Adamatzky y su equipo científico notaron que los impulsos eléctricos se incrementaban cuando las hifas entraban en contacto con madera, material que consumen para alimentarse.

Entonces, la curiosa sugerencia de los investigadores es que los hongos comparten información sobre la comida que consumen o las roturas que pueden presentar en los cuerpos de estos filamentos.

“No sabemos si existe una relación directa entre los patrones de picos en los hongos y el habla humana. Posiblemente no. Por otro lado, existen muchas similitudes en el procesamiento de la información en sustratos vivos de diferentes clases, familias y especies. Solo tenía curiosidad por comparar”, dijo Adamatzky, según la publicación de The Guardian.

Los picos de electricidad se agrupan en una especie de trenes de actividad que viajan en manada. La distribución de estos conjuntos forman “longitudes de palabras fúngicas” que coinciden con los idiomas de la humanidad.

El investigador expresa que esta es solo una de las posibilidades. “También hay otra opción: no dicen nada”, sostuvo. Situación por la que invita a más científicos a sumarse al proyecto de investigación bien sea como analistas activos u observadores.

Tags

Lo Último


Te recomendamos