Estilo de Vida

Fausto Murillo, un entrenador global que inspira a las mujeres a ponerse en forma

El entrenador, que cuenta con más de seis millones de suscriptores en su canal de YouTube, sigue con paso firme, cambiando la vida de las personas

La tecnología ha impactado varias áreas de nuestra vida, ha cambiado la forma en la que conocemos a otras personas, vamos al supermercado o no movemos por la ciudad, y la manera en la que nos ejercitamos no podía quedarse fuera.

A través de canales de YouTube podemos descubrir un mundo de rutinas para ponernos en forma y mejorar nuestra calidad de vida, Fausto Murillo es una de esas personalidades que encontró en la popular plataforma de videos una forma de inspirar a las mujeres y los hombres a moverse.

Fausto Murillo tiene un canal sólido con más de seis millones de seguidores, de ese público cautivo 70 por ciento son mujeres, su influencia ha traspasado fronteras. Como creador de contenido lo mismo es visto en su natal Colombia que en México, Perú o Argentina, países en donde tiene más influencia. Conversamos con él sobre su carrera, sus retos, sus planes y sus proyectos, ¿qué sigue para uno de los influencers más carismáticos de internet?

¿Cómo iniciaste tu carrera? ¿Cómo nace tu pasión por dar clases?

La verdad es que vengo haciendo ejercicios hace muchísimo tiempo, me ejercitaba porque simplemente me gustaba. Hace unos doce años empecé a dar clases gratuitas en un polideportivo, era una especie de actor callejero, comenzaba a hacer algo y la gente me daba dinero. Con el fitness hacia la rutina de ejercicios la gente venía y me daban cualquier moneda y así fue como me conseguí esto del ejercicio; simplemente esto apareció de un momento a otro, no es algo que estuviera buscando y bueno, se aprovechó la oportunidad.

Realmente no me imaginaba que iba a llegar a estos niveles, ni en el sueño más salvaje lo pensaba. Yo daba las clases en un pueblo, una ciudad pequeña en Antoquia, primero eran ocho, diez, quince personas hasta que llegó un punto en el que tuve más de 200 en las clases todos los días a las 6:30am.

Comenzaron a llamarme noticieros para intentar documentar esta labor social que estábamos haciendo con las personas en Bello, Antioquia. Un día subí un video a YouTube y fue ahí cuando sucedió toda esta exposición, realmente yo no tenía planeado ser un youtuber fitness de ejercicios.

¿Cómo afrontaste esa popularidad? ¿Cómo te preparaste?

Empecé a hacer mis rutinas de ejercicio y me di cuenta que era un buen nicho, una buena línea por donde yo me podía ir, a partir de ello estudié una licenciatura en Educación física, recreación y deportes con el ánimo de aprender bien este tema y compartir este conocimiento con las personas que me estaban viendo en el polideportivo donde inicié, después vino YouTube y aproveché.

Antes hacía mis rutinas solo, me paraba frente a un trípode, tenía mis cámaras y mis luces, hacía todo, así estuve hasta hace dos años, antes de la pandemia mis rutinas eran en espacios abiertos, en los parques, con el tiempo fue consiguiendo personas que me brindaran su ayuda con el equipo, íbamos como un equipo porque ya no podía salir a la calle solo.

¿Cómo ha cambiado la forma en la que das tus clases con el tiempo?

Cuando inició la pandemia me di cuenta que no podía salir a la calle y comencé a hacer rutinas en vivo, me conectaba a las 8:30am y las personas también. Hoy en día la tecnología y las plataformas nos permiten interactuar en vivo con las personas e intentar aprovechar todo esta potencia, llevarla a las rutinas en vivo para que las personas puedan sentir, puedan ver que sí se puede que no hay trampa, puedes interactuar directamente con las personas.

Durante la pandemia yo tenía un promedio de cinco a seis mil personas conectadas, con el restablecimiento de la ‘nueva normalidad’ el grupo se va reduciendo pero en promedio tengo tres mil personas conectados, eso representa un gran éxito, lo veo como un gimnasio online, un gimnasio virtual. No conozco un gimnasio que tenga a miles de personas concurrentes, es un buen nicho y me gusta que soy pionero, las plataformas van prestándose para eso, durante la pandemia muchos iniciaron rutinas en vivo pero poco a poco se han ido saliendo porque no tienen personas conectadas.

Muchas personas que ya hacían ejercicio se conectaron porque no creían que un profesor online diera resultados, una vez que ellos lo probaron se dieron cuenta que sí. Durante la pandemia fui esa persona que estuvo apoyando a las personas y recibir todos esos mensajes positivos me motiva para seguir aportando, ayudando a las personas a adoptar estilos de vida saludables que les permitan estar fuertes, guapas y saludables con todo el power.

¿Te imaginaste que tu público principal iban a ser mujeres?

Cuando yo comencé a hacer mis rutinas presenciales en un pequeño pueblo, la mayoría eran mujeres, dejaban a los niños en la escuela y luego se iban a hacer ejercicios conmigo, de allí yo aprendí cómo hablarles, cómo dialogar, interactuar, explicarles que no solo hay que hacer ejercicio para las piernas o para los glúteos.

Decirles que hay que trabajar todo el cuerpo, hablarles de salud, de la parte emocional, conversar sobre de los objetivos de salud, ver al ejercicio de manera integral, que no hay ‘ejercicios para hombres’. Llevo casi once años haciendo esto, el tema lo tengo dominado.

¿Para quiénes van tus rutinas? ¿Cualquier persona puede hacerlos?

Hay rutinas para todos, tengo un plan de entrenamiento para principiantes de 25 videos que creo que son suficientes para que una persona tenga un plan de un mes para comenzar. Yo trabajo la lateralidad y la profundidad, trabajo con ejercicios de lado, flexiones, hay personas que quizás no soporten el ritmo, pero yo les digo que comiencen caminando, tengo rutinas que consisten en caminar, para que las personas con sobrepeso que no se pueden hacer ciertos movimiento comiencen, la idea es dar el primer paso.

Tengo entrenamientos para nivel intermedio, avanzado y espartanos, mi recomendación es que comiencen de a poco. La idea es que se vayan midiendo, no es un proceso fácil, es un estilo de vida, yo vendo eso, un estilo no una rutina.

¿Cuáles son tus próximos planes?

Yo estoy concentrado en llegar a 10 millones de seguidores, ese es un objetivo y para lograrlo uso diferentes plataformas. Ahora yo quiero innovar, estoy metiéndome en la parte musical, estoy intentando aprender cómo tocar instrumentos y crear mi propio álbum para entrenar.

He creado seis canciones de música electrónica con mi equipo, hemos hecho seis videos audiovisuales, pensamos hacer el lanzamiento en todas las redes sociales con el fin de incursionar en la música.

Lo que quiero es poder ayudar a muchas personas, poder dejar un legado para que las personas puedan hacer ejercicio, mejorar su salud y en el mismo proceso yo también estoy mejorando la mía.

Soy una persona como ellos, a mí también me da pereza, me levanto cansado, hago una rutina, tengo un trabajo, cosas que debo hacer, quiero ser una persona que está ahí apoyando, mostrando que sí se puede, me motivan los comentarios, todo lo que las personas dicen de mis rutinas y método de entrenamiento que gratuitamente yo les estoy dando.

Tags

Lo Último


Te recomendamos