Estilo de Vida

Investigación determinó nueva estructura cerebral relacionada con sensaciones de miedo

Los temores y miedos personales pueden estar asociado a nuevos circuitos neuronales

Una nueva estructura cerebral relacionada con la sensación del miedo conocida como la habénula lateral, fue descubierta recientemente por una investigación liderada por Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA). El estudio fue publicado en la revista Neuropsychopharmacology del grupo Nature, y llevada a cabo por Jorge Medina y Joaquín Piriz, ambos investigadores de ITBA CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas) en Argentina.

El centro del estudio fue analizar el miedo a partir de dos características: el condicionamiento del miedo (FC o Fear Conditioning, por sus siglas en inglés) y rol de la habénula lateral (LHb).

Condicionamiento del miedo

Trata sobre un el modelo por el que las personas y humanos reconocen esta reacción a partir de una asociación del contexto y un estímulo amenazante. Los profesores de la institución sudamericana estudiaron cómo ratas de laboratorio aprendían a temer a un tono y a un contexto que predecían un estímulo amenazador, utilizando un protocolo denominado Fear Conditioning.

“El miedo puede ser innato o aprendido, pero la mayoría de nuestras respuestas de miedo son producto de miedo aprendido. Los circuitos cerebrales que se relacionan con el aprendizaje de miedo son equivalentes en humanos y en otros vertebrados, como las ratas. Normalmente nuestras respuestas de miedo se generalizan: si aprendemos que un ruido o un tono de voz representan un peligro, aprendemos que ese sonido representa un peligro en cualquier contexto”, informaron desde ITBA.

Habénula lateral (LHb)

“Si la función de la habénula se altera en el momento en el que se produce este aprendizaje, ese ruido o ese tono de voz sólo son interpretados como un peligro si son presentados en el contexto en el cual los escuchamos por primera vez” comentaron los científicos en la publicación Neuropsychopharmacology del grupo Nature.

“La LHb también podría conceptualizarse como un regulador de la fuerza de la memoria aversiva, por lo que se convierte en la primera estructura cerebral implicada en la regulación de la expresión, independiente de componentes contextuales y de señales del condicionamiento del miedo. De esta manera, se le asigna un papel crítico dentro de los circuitos cerebrales implicados en el aprendizaje del miedo”, concluyeron los docentes Medina y Piriz.

Tags

Lo Último


Te recomendamos