Estilo de Vida

Un estudio sugiere que el comer en soledad puede afectar al corazón

Las mujeres que ingieren alimentos pudieran correr riesgos cardiovasculares

¿Porqué hay mas riesgos en las mujeres que en los hombres? Son varios los estudios que determinaron que con la llegada de la vejez las mujeres aumentan su riesgo de enfermedad cardiovascular (ECV) y supera al de los hombres en gran parte, debido a la disminución de los niveles de estrógenos que regulan la función vascular.

Un nuevo estudio publicado por la revista de The North American Menopause Society (NAMS) sugiere que comer solo puede contribuir a un mayor riesgo de enfermedad cardíaca en mujeres mayores.

Con el pasar de las décadas, es cierto que gracias a importantes campañas de concientización ha disminuido la incidencia de enfermedad cardiovascular en todo el mundo, sin embargo, son pocos los estudios que reflejan la importancia de comer en solitario.

Riesgos por comer solos

El más importante de los riesgos por comer sin compañía es que una mayor frecuencia en el hecho de comer solo se asocia con un mayor riesgo de obesidad y presión arterial alta, ya que cuando comen solas las personas tienden a hacerlo más rápido y, en consecuencia, ingieren mayor cantidad.

Esta condición produce aumentos en el índice de masa corporal, la circunferencia de la cintura, la presión arterial y los niveles de lípidos en sangre, todo lo cual puede aumentar el riesgo de síndrome metabólico y de enfermedad cardiovascular.

El comer solo también puede afectar la salud mental, debido a que esto se ha convertido según varios psicólogos y psiquiatras como un factor de riesgo para la depresión, que también se vinculó con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular.

La conclusión de los especialistas informa que alimentarse en soledad es un factor de riesgo de enfermedad cardiovascular en mujeres mayores pero pocos estudios han investigado la relación entre comer solo y la prevalencia de enfermedad cardiovascular.

Para el hallazgo científico, el estudio contó con la participación de 600 mujeres mayores de 65 años, en la que se buscó comparar los comportamientos de salud y el estado nutricional entre las mujeres que comen solas y las que comen con compañía. También investigar la relación entre comer solas y la prevalencia de enfermedad cardiovascular y su factor de riesgo en mujeres mayores.

Tags

Lo Último


Te recomendamos