Estilo de Vida

Una prueba de saliva podría ser suficiente para detectar diabetes tipo 2, demencia e incluso cáncer, revela una investigación

El ácido úrico es clave para los diagnósticos.

Hay formas clásicas de detectar enfermedades como lo diabetes tipo 2, chequeos especializados para diagnosticar a una persona con demencia y los avances de la ciencia han permitido innovadoras formas de determinar a un enfermo de cáncer. Sin embargo, una simple prueba de saliva puede ser suficiente para dar un diagnóstico de estas patologías.

Un creciente grupo de investigación de la Universidad de Ciencias Médicas Datta Meghe en India, que publicó el estudio en la revista Cureus, sugiere que medir los niveles de ácido úrico en la saliva puede ayudar a diagnosticar más de una docena de afecciones, desde diabetes tipo 2 hasta demencia y cáncer.

Como explica el informe del sitio web del Daily Mail, los seres humanos producimos hasta dos litros de saliva al día y, si bien es 99 por ciento agua, también contiene más de 700 microorganismos y compuestos como el ácido úrico.

Este ácido se crea cuando el cuerpo procesa purinas, compuestos normalmente producidos por células dañadas o muertas en nuestro organismo, pero que también se encuentran en algunos alimentos y bebidas, como el hígado, los frijoles secos y la cerveza. Se acumula en la sangre si hay demasiado purina en la dieta o si el cuerpo no puede eliminarlo lo suficientemente rápido.

El ácido úrico se elimina del cuerpo en la orina y está más comúnmente relacionado con la artritis. Los afectados tienen altos niveles de ácido úrico que forma cristales en las articulaciones, generalmente en el dedo gordo del pie, lo que provoca un dolor punzante.

La relación del ácido úrico con la saliva

Ahora, esta investigación que analizó los niveles de ácido úrico en la saliva en pacientes ha concluido que una prueba de saliva para el ácido úrico podría ser un método no invasivo para diagnosticar enfermedades graves asociadas con el estrés oxidativo.

Esto ocurre cuando el cuerpo no produce suficientes antioxidantes para hacer frente a las moléculas, llamadas radicales libres, que dañan los tejidos mediante un proceso llamado oxidación.

El estrés oxidativo puede contribuir a una variedad de afecciones, incluida la diabetes tipo 2.

Como explican los autores, los niveles anormalmente altos de ácido úrico pueden ser un marcador de presión arterial alta, enfermedad cardiovascular, enfermedad renal, algunos tipos de cáncer y síndromes metabólicos.

Investigaciones previas han encontrado que las mujeres con los niveles más altos de ácido úrico tenían el doble de probabilidades de desarrollar presión arterial alta, mientras que los hombres tenían un riesgo 37 por ciento mayor.

Además, informes como el del Journal of Cancer señalan que los niveles altos de ácido úrico pueden estar implicados en varios tipos de cáncer, incluidos los del tracto digestivo.

El profesor Raj Persad, urólogo consultor de Bristol Urology, explicó: “Buscamos continuamente marcadores de diagnóstico como el ácido úrico que eviten pruebas invasivas como la biopsia o los análisis de sangre. No solo podemos diagnosticar condiciones, sino que también podemos usarlas para evitar ataques, con controles más rápidos que esperar las pruebas de laboratorio estándar”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos