Estilo de Vida

Los gatos domésticos cazan por instinto y no porque tengan hambre, asegura estudio

Solo el 4% de la dieta de un gato proviene ratones, insectos u otros.

La necesidad de comer alimentos y nutrientes para los gatos se satisfacen en casa, con croquetas o comida húmeda.

Los instintos más salvajes de los gatos domesticados se despiertan cuando entran en contacto con la naturaleza. Al aire libre, los pequeños felinos pueden matar a una gran cantidad de vida silvestre, desde insectos, roedores y hasta pájaros.

Los expertos y hasta los propios dueños de los gatos saben que, luego de dejar sin vida a sus presas, las dejan en el lugar sin comer todo lo que hubiesen podido. La razón para ello es que obtienen la mayor parte de su comida de los humanos, sus sueños, y al parecer, prefieren que sea así y no depender mayoritariamente de especies más pequeñas.

La necesidad de comer alimentos y nutrientes para un gato se satisfacen en casa, donde puede disfrutar de las croquetas o comida húmeda que sus dueños les compran, así lo asegura el estudio de la Universidad de Exeter, en Inglaterra.

La misma universidad había publicado anteriormente un estudio sobre cómo el tiempo de juego y la dieta pueden reducir la caza de los gatos domésticos.

Los científicos se enfocaron específicamente en los bigotes de los gatos, reuniendo evidencia forense que apunta hacia una tendencia abrumadora a cazar vida silvestre basada en el instinto, no en el hambre.

Solo el 4% de la dieta de un gato doméstico proviene de la vida silvestre

El 96% de la dieta de un gato doméstico está compuesta por los alimentos que les dan sus dueños, mientras que solo el 3 o 4 por ciento proviene del consumo de vida silvestre, como insectos o roedores.

Las cifras significan que no es el hambre lo que lleva a los gatos a cazar, sino más bien los instintos que tienen por sus orígenes de depredador, por más pequeño que sean los gatos domésticos.

Según los investigadores, esta es una buena noticia para los dueños de gatos a quienes les puede preocupar que limitar la capacidad de su gato para cazar vida silvestre y que pueda dañarlo desde un punto de vista nutricional.

De hecho, los gatos están satisfaciendo la mayoría de sus necesidades dietéticas con croquetas comunes y comida húmeda, no con aves o ardillas. Esa es una noticia aún mejor para el medio ambiente, ya que los gatos están reduciendo las poblaciones de pájaros cantores.

Los autores del estudio de la Universidad de Exeter aseguran que el uso de los collares Birdsbesafe de los gatos, en combinación con el tiempo de juego diario y alimentando a los gatos con una dieta basada en productos carne de alta calidad, reduce la cantidad de vida silvestre que pueden matar.

Tags

Lo Último


Te recomendamos