Entretenimiento

Las canciones más famosas de Chuy Montana, el cantante de corridos tumbados asesinado

A pesar de su corta vida, había logrado ganarse un lugar en la escena musical con sus letras y su estilo distintivo.

Tenías apenas 25 años

Chuy Montana, el joven talento emergente en el mundo de los corridos tumbados, dejó una marca indeleble en la industria musical antes de su trágica muerte a la edad de 25 años. Su ascenso meteórico y el legado de sus canciones han dejado una profunda impresión en los corazones de sus seguidores y colegas en la música regional mexicana.

Conocido como Jesús Nolberto Cárdenas Velázquez, Chuy Montana estaba en el umbral de una carrera prometedora cuando fue encontrado trágicamente asesinado, esposado y con heridas de bala, en una carretera de Baja California, en México.

Las canciones más populares de Chuy Montana, quien fue asesinado recientemente

A pesar de su corta vida, había logrado ganarse un lugar en la escena musical con sus letras y su estilo distintivo. Una de las canciones más emblemáticas de Chuy Montana es “Porte de Scarface”, la cual acumula más de 13 millones de reproducciones en YouTube. Esta canción mostró su fascinación por la cultura pop, al hacer referencia al icónico personaje Tony Montana de la película “Scarface”, interpretado por Al Pacino.

Otro éxito notable es “Polvos de Chanel”, una colaboración con la aclamada agrupación Fuerza Regida. Esta canción, que aborda temas del crimen organizado y las relaciones complicadas, demostró la versatilidad y el alcance de su talento como compositor y artista.

”Qué Bendición” es otra de las canciones que resonó profundamente con su audiencia. Con letras que hablan sobre la superación personal y la perseverancia frente a la adversidad, esta canción captura la esencia de la determinación de Chuy Montana y su deseo de triunfar a pesar de los obstáculos.

El ascenso de Chuy Montana comenzó cuando su talento llamó la atención de Jesús Ortiz, vocalista de Fuerza Regida, en el cruce fronterizo de la garita de San Ysidro. Impresionado por su voz y su talento como compositor, Ortiz le ofreció a Chuy la oportunidad de unirse a su sello discográfico, Street Mob Records. El compromiso entre ambos artistas se selló simbólicamente en una hoja en blanco, marcando el inicio de una colaboración fructífera que prometía llevar la música regional mexicana a nuevas alturas.

A través de su trabajo conjunto, Chuy Montana dejó un legado perdurable en la industria musical, recordado no solo por sus canciones, sino también por su espíritu indomable y su pasión por la música. Aunque su vida fue truncada prematuramente, su música continuará resonando en los fanáticos que lo admiraban y lo apreciaban.

Tags

Lo Último


Te recomendamos