Entretenimiento

Los negocios de Georgina Rodríguez que la han convertido en una mujer poderosa, más allá de CR7

La esposa de Cristiano Ronaldo se ha encargado de construir su propio emporio.

Luego de estrenar su documental en Netflix, Georgina Rodríguez se dio a conocer más allá de estar casada con uno de los mejores futbolistas de la historia.

La argentina de nacimiento, pero criada en España, ha contado con un gran apoyo de su esposo, Cristiano Ronaldo, pero ha logrado convertirse en una poderosa empresaria por su propio esfuerzo.

Es socia de CR7 y administradora de Insparya Hair Medical Clinic S.L., una clínica líder en implante capilar situada en Madrid, y que en 2020 tuvo una facturación de 10,58 millones de euros.

“Me encargo de supervisar y gestionar algunos aspectos de la clínica”, dijo Rodríguez a FORBES. “Siempre estoy al corriente de los últimos avances y estoy muy satisfecha del trabajo que realizo por que es uno de los negocios que tengo más rentables”.

Otras fuentes de ingreso

La influencer también es modelo y desde 2017 firmó un contrato con la agencia Uno Models, y en 2021 fundó su propia marca de ropa, llamada OM by G, cuya primera colección de ropa deportiva se vendió en apenas tres días.

Otra fuente de ingresos es su posición como embajadora internacional de la firma de joyas Chopard. Además, es imagen de la marca estadounidense de ropa deportiva Alo Yoga desde 2018, y con sus más de 36 millones de seguidores en Instagram también realiza colaboraciones ocasionales con varias marcas y eventos.

Contrato con Netflix

Esto sin olvidar un contrato muy lucrativo que firmó con Netflix por una segunda parte de su documental, luego de obtener una cifra de seis cifras por el que se estrenó en enero, Yo Soy Georgina.

“Me van a disculpar, pero de cuántos millones hay en mi cuenta bancaria prefiero no hablar”, elude Georgina sobre ese tema con la misma facilidad en la que CR7 esquiva a sus rivales en el campo de juego.

En el mundo capitalista en el que vivimos es una herramienta útil, yo siempre lo he valorado y sé lo que cuesta ganarlo. Sigo siendo igual de ahorradora ahora que cuando tenía mucho menos”, destacó. “Ser rico no es sólo tener dinero ni acumular millones en un banco. Hay gente que tiene mucho en el banco y muy poco en su vida”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos