Entretenimiento

Era pobre y se avergonzaba: Así era ‘Burro’ Van Rankin

El presentador tuvo un pasado de dificultades económicas.

Jorge Van Rankin habla de su pasado

Durante el programa Motse & Joe, el presentador mexicano Jorge Van Rankin, conocido como ‘Burro’ confesó que se sentía avergonzado en su juventud por no tener dinero y vivir en un modesto hogar.

Esos complejos los ha podido soltar ante los medios porque se trata de una etapa superada. Van Rankin contó que en sus inicios en el medio del espectáculo le tocó relacionarse con amigos de familias pudientes, y que en algunas ocasiones, cuando ellos le daban un aventón, él prefería que nadie llegara hasta su casa porque le apenaba. “Antes yo era un güey muy acomplejado, me daban pena muchas cosas... Te estoy hablando de hace 30 años, cuando me llevaban a mi casa y decía: ‘déjame aquí’ en la esquina porque me daba pena donde vivía, pend*jamente”, admitió.

Como se sabe, Burro Van Rankin, se dio a conocer en un programa de rock en español llamado “Fusión” en el año 1986. Fue conductor, durante siete años, del programa matutino “Venga la alegría”, al lado de Sergio Sepúlveda, Capi Pérez y Adrián Marcelo Primero, reseñó TVNotas.

Era pobre y se avergonzaba: Así era ‘Burro’ Van Rankin

“Había puro güey acá bien sácale punta, ahí es donde empiezo a conocer mucha gente y yo no tenía ni para suicidarme. Yo era galán y sacaba a viejas guapas con Miguel Alemán y todos esos cabrones, pero no tenía ni para pagarles la cuenta de un cover, de un antro”, recordó.

El presentador precisó que conoció a la mayoría de sus amigos en el club Britania, que era frecuentado por muchos jóvenes de sociedad, lo que lo puso en aprietos en varias ocasiones. Un aspecto curioso en el pasado de ‘Burro’ es que su papá trabajó en Televisa como ‘office boy’ por años y se convirtió en mano derecha de Alejandro Burillo Azcárraga, pero no ayudó a labrarse un camino en el medio. Esa oportunidad le vino gracias a su amigo Miguel Alemán. En general, su padre no expresaba mucho sus sentimientos y no era cariñoso como él lo hubiese querido, así que decidió no seguir con esa línea y hoy por hoy es de los que expresa sus emociones y da mimos a su familia.

En la actualidad dice estar liberado de aquellos sentimientos de inseguridad que le provocaban su clase económica, y asegura que de estar de nuevo en esa situación no le tomaría tanta importancia. “Ahorita lo cuento y me vale, y si viviera en un cuchitril igual me vale, porque este soy yo, me quieres así o no”, soltó.

El apodo le viene por un amigo

Contó Van Rankin que por cosas de chavos se puso a imitar el sonido de un burro, ya que el chofer de un amigo lo hacía muy bien. Con un poco de práctica y buen humor sacó adelante la rebuznada y cuando lo escucharon le colocaron el apodo inmediatamente.

“Él tenía un chofer al que le decían El Burro. Entonces ese güey rebuznaba. La gente se reía y a mí se me hacía cero cagado, pero gustaba, entonces iba yo por todos lados haciendo eso”, indicó el también actor de 58 años.

Te recomendamos en video

Tags

Lo Último


Te recomendamos