Entretenimiento

Científico climático da su opinión sobre Don’t Look Up “captura la locura que vivo todos los días”

La cinta es una de las más exitosas en Netflix y se perfila como candidata al Oscar.

Peter Kalmus es un científico climático, y tras el estreno de la película de Netflix, “Don’t Look Up”, compartió su opinión sobre ella… Quedó sumamente impresionado por lo acertada que es.

En concreto dice: “captura la locura que vivo todos los días”. Cómo un experto del cambio climático, Peter Kalmus, dice que intenta hacer todo lo posible para despertar el interés de la gente sobre este tema y así evitar la destrucción del planeta.

Por su experiencia, “Don’t Look Up” es la película más acertada sobre la preocupante falta de respuesta de la sociedad frente al colapso del planeta debido al cambio climático que ha visto.

En sus palabras: “Los científicos se encuentran esencialmente solos con este conocimiento, ignorados y menospreciados por la sociedad”.

La película, dirijida por Adam McKay y escrita por David Sirota, cuenta la historia de la estudiante de astronomía Kate Dibiasky (interpretada por Jennifer Lawrence) y su asesor de doctorado, el Dr. Randall Mindy (Leonardo DiCaprio), que descubren un cometa “asesino de planetas” que impactará contra la Tierra en seis meses.

Don’t Look Up es la sátira más realista sobre la sociedad actual

De acuerdo con Peter Kalmus, el pánico y la desesperación que sienten los protagonistas del film es un reflejo real de lo que muchos científicos sienten con respecto al cambio climático.

“Hay una escena donde el personaje del Dr. Mindy hiperventila en un baño; en otra, Diabasky, grita frustrada en televisión nacional ‘¿No estamos siendo lo suficientemente claros? Estamos 100% seguros de que vamos a morir, joder’. Me sentí sumamente identificado. Eso es lo que se siente al ser un científico del clima hoy en día”, confesó Kalmus.

Otro claro ejemplo de lo que viven los científicos sobre el cambio climático es el claro desinterés de los políticos sobre hacer algo al respecto con la inminente amenaza. Este papel lo asume Meryl Street como la presidenta de los Estados Unidos, quién no hace nada hasta que un escandaló la obliga a desviar la atención del público en otra dirección.

También está el trato de la prensa sobre este tema, quienes restan importancia a temas serios y se enfocan en banalidades como el rompimiento amoroso de una celebridad.

Finalmente, está el asunto del multimillonario tecnológico que con la promesa de volverse y volver a los demás más ricos, desvía los esfuerzos para evitar la catástrofe mundial en probar una tecnología no probada y así poder extraer los recursos que necesita.

Kalmus afirma: “No es una película sobre cómo respondería la humanidad ante la amenaza de un cometa que acabará con el planeta; es una película sobre cómo está respondiendo la humanidad al colapso climático que acabará con el planeta”.

El cambio climático: una amenaza muy real y más cercana de lo esperado

Peter Kalmus asegura que pese al peligro climático extraordinariamente claro, presente y creciente, más de la mitad de los miembros republicanos del Congreso estadounidense siguen vociferando que el cambio climático es un engaño y muchos más desean bloquear toda acción que se realice contra esta amenaza.

Los demócratas continúan otorgando subvenciones masivas a la industria de combustibles fósiles; en la que el actual presidente se presentó con la promesa de que “nada cambiará fundamentalmente”, y el presidente de la Cámara de Representantes desestimó incluso un modesto plan climático como “el sueño verde o lo que sea”.

La Casa Blanca vendió los derechos de perforación de una enorme extensión del Golfo de México después de la cumbre en la que los líderes mundiales declararon que el cambio climático es una “amenaza existencial para la humanidad”.

En los medios las noticias relacionadas al cambio climático habitualmente son opacadas por los deportes y noticias del espectáculo. Además, está el asunto de los empresarios que impulsan soluciones tecnológicas altamente arriesgadas y multimillonarios que venden la absurda fantasía de que la humanidad puede mudarse a Marte.

Para Kalmus, si la humanidad no hace algo ahora, lo más probable es que para dentro de cinco años se llegue a un punto irreversible. El planeta se está colapsando a una velocidad impresionante.

Te recomendamos en video

Tags

Lo Último


Te recomendamos