Deportes

En medio de la nevada los Bills logran viajar a Detroit

BÚFALO, Nueva York, EE.UU. (AP) — Los ejecutivos de los Bills de Búfalo Ron Raccuia y Derek Boyko no iban a dejar que un poco —realmente, mucha— nieve los detuviera para recoger al left tackle Dion Dawkins el sábado en la mañana.

Cuando su vehículo no pudo avanzar más allá debido a la nieve que bloqueaba la calle en el suburbio al sur de Búfalo, Raccuia hizo lo que pudo.

“Ron dijo, ‘Caminaré a la casa de Dion y lo traeré de regreso al coche’. Y eso fue exactamente lo que hizo", indicó Boyko, vicepresidente de comunicaciones de los Bills.

No fue nada, Raccuia agregó en una entrevista telefónica con The Associated Press mientras se dirigía junto a Boyko al Aeropuerto Internacional de Búfalo para volar a Detroit y disputar el reubicado encuentro del domingo ante los Browns de Cleveland.

“Probablemente fue un cuarto de milla”, agregó Raccuia, vicepresidente ejecutivo del equipo y director de operaciones. “Boyko hubiera hecho lo mismo”.

La operación de hacer llegar a todos a las instalaciones del equipo inició a las 9:30 a.m. y terminó con todos los integrantes del personal y jugadores a bordo de autobuses, que fueron escoltados por la policía para llegar al aeropuerto para tomar el vuelo de 45 minutos a las 4:45 p.m. ET.

El encuentro entre los Bills y Browns se cambio al Ford Field en Detroit debido a la gran tormenta con efecto lago que dejó más de dos metros de nieve en el Oeste de Nueva York desde el jueves.

Una de las zonas más afectadas fue Orchard Park, en donde se encuentra el equipo y viven la mayoría de los jugadores.

“Tuvimos recursos para ayudarnos, incluyendo un par de clubes de motonieves”, agregó Raccuia, aunque al final no los necesitaron.

Varios jugadores publicaron videos y fotos en redes sociales agradeciéndole a la ciudadanía por ayudarles. Búfalo se conoce como “La Ciudad del Buen Vecino”.

El quarterback suplente Case Keenum mostró en video a varias personas ayudándole a liberar su entrada.

El tight end Quinten Morris se levantó y su entrada estaba liberada y publicó una foto con el mensaje: “El Señor bendecirá a quién lo haya hecho”.

La tormenta golpeó exactamente el mismo día que en el 2014 cuando otra nevada obligó a los Bills a jugar en Detroit. Búfalo venció ese día por 38-3 a los Jets.

En esta ocasión la logística fue más complicada. La NFL no pudo cambiar el partido debido a que los Bills tendrán una semana corta, pues enfrentar a Detroit el Día de Acción de Gracias.

A pesar del poco tiempo, el encuentro del domingo se vendió completamente en pocas horas, agregó Raccuia.

Tags

Lo Último


Te recomendamos