Deportes

Todo por el sueño del futbol: Mexicano recorre 7,000 millas para jugar en Malta

Mario “La Rana” Arrieta persigue su sueño de jugar fútbol profesional, aunque tenga que viajar miles de millas.

Mexicano viaja miles de millas para seguir su sueño de jugar fútbol.

Para algunos luchar por su sueño de continuar en el futbol profesional resulta más complicado. Tienen que tomar el camino largo; irse por la autopista libre. Alejados de los millones de dólares y traspasos de escándalo que realizan los grandes clubes del mundo cada verano o invierno, hay quienes se enfrentan a grandes barreras que frenan su objetivo de vivir del balompié.

“La Rana” Arrieta, el mexicano que juega en Malta

Mario Arrieta es un futbolista nacido en Estados Unidos, de padres mexicanos, que tuvo que emigrar fuera de nuestro país para continuar con su trayectoria como jugador a miles de kilómetros de distancia.

Así, el mediocampista a quienes sus amigos llaman “Rana” emigró a Malta, en un viaje de más de siete mil millas, para jugar con el San Gwann, Qormi FC, Gudja United y St George. También tuvo un breve paso por el Orsmarzo Sportive Clube, de la Segunda de Colombia.

"La Rana" tuvo que emigrar a Malta para perseguir su sueño.

¿Por qué le llama “La Rana”?

Cuando empezaba a jugar siempre iba con una playera de Señor Frogs, y desde ahí se le quedó el apodo.

El mexicano es un hombre de futbol, a quien, al igual que a millones de jugadores más se les cerró la puerta en el Máximo Circuito y tuvo que buscar otras regiones para hacer lo que más le gusta. Aunque para estar en un balompié profesional tenga que viajar cerca de 10 mil 300 kilómetros de distancia.

Su trayectoria no ha sido nada sencilla. Además de no poder desempeñarse en su país ha tenido que ir por cuatro etapas al exótico balompié de Malta. Por si fuera poco, la burocracia le impidió jugar en tierras cafetaleras.

"La Rana" tuvo que emigrar a Malta para perseguir su sueño.

Cuenta con una escuela de fútbol

De hecho, antes de que viajara en la última ocasión a la nación europea, ya tenía una academia, con dos equipos de más de 30 niños, en Ciudad Juárez.

“Surge esta nueva oportunidad sin que estuviera planeada. Un fin de semana me hablaron de un número de Malta que yo desconocía. Me plantaron la idea, me gustó y de nuevo a cursar el charco”, dijo a Metro World News.

Con más oportunidades que en México

“La Rana” destacó que en este país, que lo acogió de gran manera, se tienen más oportunidades que en México, “aunque son desconfiados en el fútbol, pues no se dejan seducir por nombres, nacionalidades o ligas en las que jugaron, una vez que los enamoras y demuestras tu nivel, te tratan de una gran manera y te arreglas mejor”.

Además, en otra diferencia con nuestro país, los clubes de Malta ofrecen la oportunidad a jugadores con experiencia de llegar a hacer prueba, “sino les gustan les dicen en el primer día, pero si les agradan pueden ficharlos”, dijo el mediocampista que militó en Gallos Blancos Sub 20, Universidad de Ciudad Tampico Madero, Atlético Reynosa, pero que no tuvo o no le dieron la oportunidad de debutar en la Liga MX.

Aprendió 5 idiomas

El mexicano destacó que gracias a futbol habla cinco idiomas diferentes (español, inglés, francés italiano y portugués), además de que ha tenido la oportunidad de conocer y jugar con personas de casi todo el mundo.

“En el vestidor puedes encontrar sudamericanos, africanos, europeos, asiáticos”, indicó.

Sobre sus planes a futuro espera encontrar un mejor equipo en el siguiente año y, por qué no, brincar a una liga más consolidada en el Viejo Continente. “Quiero seguir viviendo del futbol”, conluyó el futbolista mexicano de 30 años.

Tags

Lo Último


Te recomendamos