Deportes

Él es Deiman Reyes Cassiani, el colombiano que se fue becado a Estados Unidos y sueña con jugar en la NBA

El jugador cafetalero, Deiman Reyes Cassiani, es uno de los prospectos de la NCAA para llegar a la liga más competitiva del orbe.

Ver a jugadores latinos en la NBA es cada vez más común. Incluso, algunos de ellos son protagonistas en el campeonato, por lo que los equipos han puesto más atención a este sector del mundo.

Colombia ha sido un país que aporta cada vez más elementos al básquetbol de Estados Unidos.

Incluso, muchos cafetaleros se han mudado con la intención de encontrar mejores oportunidades, que los catapulten en el mundo del deporte.

De momento, son más los colombianos que integran la NCAA que los que se encuentran en la NBA.

Precisamente, uno de esos jóvenes talentos es Deiman Reyes Cassiani, poste originario de Barranquilla, que tiene maravillados a los equipos de esta división por su tamaño.

Y es que, el cafetalero mide cerca de 2.04 metros, una estatura que le permite destacar en la duela.

Actualmente, Deiman se encuentra en la Universidad de Lamar, instituto que tiene un equipo profesional en la NCAA.

La carrera de Reyes comenzó tarde, a diferencia de la de otros jóvenes talentos, pues hasta los 14 años se cruzó la pelota naranja en su camino.

Pese a su estatura, Deiman era un jugador tímido, al que le costaba adaptarse a un grupo, pero con el paso del tiempo fue entendiendo que tenía un gran talento para trascender.

En 2017, el poste fue llamado a la Selección de Colombia para jugar el Sudamericano en Lima, en donde destacó y consiguió ser becado para irse a Estados Unidos.

Adaptarse al estilo de vida no fue sencillo, ya que dejar su casa le trajo muchos cambios en todo sentido, luego de que la exigencia en territorio estadounidense es mayor.

Reyes está por iniciar su segunda temporada como elemento universitario, teniendo en la mente claro que su sueño es estar en la NBA, por lo que trabajará a tope para cumplirlo.

“Me fue muy difícil llegar a Estados Unidos. Eso es otro mundo, literalmente. No conoces a nadie y el idioma te enreda. Adaptarse fue una tarea difícil. Sin embargo, la sacamos adelante. Recuerdo frustrarme mucho por no entender las indicaciones del entrenador, pero todo fue fluyendo.

“Escogí a Lamar porque siempre han confiado en mí. Sus reclutadores se comunicaban conmigo constantemente. El baloncesto universitario es muy diferente. Acabo de terminar mi año de novato y no fue fácil. Es como empezar de cero. Tienes que codearte con gente mayor que tú y marcar la diferencia si quieres cumplir tus aspiraciones. Así como es el lema de las finales del torneo: ‘Cualquier cosa puede pasar’”.

—  Deiman Reyes Cassiani, basquetbolista colombiano
Tags

Lo Último


Te recomendamos