Deportes

Stone Cold, Cody Rhodes, Johnny Knoxville y los momentos más virales de WrestleMania 38

“La Vitrina de los Inmortales” dejó grandes sorpresas, como la coronación de Roman Reings, quien es el nuevo campeón indiscutido de la empresa.

WrestleMania 38 se convirtió en uno de los eventos más importantes de la última época para WWE.

Los fanáticos disfrutaron de dos días llenos de acciones, en donde la emoción fue el principal ingrediente.

Aproximadamente, 135 mil personas disfrutaron del evento de WWE.

El hombre que se llevó los reflectores fue Stone Cold Steve Austin, quien le puso fin a 19 años de no luchar en un WrestleMania.

“La Serpiente Cascabel” pactó una aparición en el show de Kevin Owens, pero el calor de la noche convirtió su presencia en un combate.

Como en sus mejores años, Austin sacó los mejores movimientos de su repertorio y venció a “KO” con una paralizadora.

Pero eso no fue todo. Y es que, Stone Cold también rememoró su rivalidad con Vince McMahon.

El momento épico fue cuando Steve celebró, fiel a su costumbre, bebiendo cerveza sin parar.

Jackass se apodera de WrestleMania

El año pasado, Bad Bunny se apoderó del cuadrilátero de WrestleMania.

Sin embargo, para esta edición, Johnny Knoxville hizo lo propio, en compañía de sus compañeros del programa “Jackass”.

El conductor y actor tenía pactado un combate contra Sami Zayn, en el que buscarían saldar cuentas pendientes.

La aparición de Knoxville no desilusionó en lo absoluto, pues sacó sus mejores armas para vencer al gladiador de WWE.

Chris Pontius y “Wee-Man” aparecieron en el cuadrilátero, para ayudar a Johnny.

Este combate fue uno de los que más paralizó las redes, ya que la afición no daba crédito de las habilidades atléticas de Knoxville.

Una trampa gigante para ratones fue la que ayudó al actor a vencer a Zayn, quien quedó impresionado con las artimañas del conductor principal de “Jackass”.

El regreso del hijo pródigo

Vince McMahon dejó con la boca abierta a los fanáticos, al consumarse el regreso de Cody Rhodes.

Durante seis años, el esteta había deambulado fuera de la compañía.

Incluso, fue un pilar en la creación de AEW, la nueva empresa que le está haciendo frente a WWE.

Sin embargo, Rhodes concluyó su contrato con la asociación, por lo que quedó libre.

Esto no fue desaprovechado por Vince, quien le ofreció volver a su empresa por la puerta grande: en WrestleMania 38.

Cody apareció en escena para enfrentar a Seth Rollins, ante la sorpresa de los fans que quedaron inmutados con su presencia.

Rhodes se mostró más maduro sobre el encordado y demostró que viene en plan grande a WWE.

“Fue un momento surrealista. Estar ahí parado ante miles de personas, recibir la ovación del público y hacerlo con una victoria fue realmente increíble. Agradezco mucho a quienes hicieron esto posible.

“Todo fue muy fácil, todos hicimos un gran trabajo. Mi papá peleó aquí, mi hermano hizo lo mismo, yo hace algunos años. Había mucha emoción de todas las partes por hacer esto realidad. Espero que trabajemos juntos por mucho tiempo. Amo a esta empresa y a la gente”.

—  Cody Rhodes, luchador de WWE

Triple H y un adiós legendario

La noche también contó con la presencia de Triple H, quien hace algunos días anunció su adiós definitivo de los encordados.

“The Game” tiene problemas cardíacos, situación por la que abandó definitivamente su presencia en el ring.

El trabajo del esteta será tras bambalinas, tal y como lo venía haciendo desde hace algunos años.

Triple H quiso despedirse de sus seguidores y saltó a escena para dejar sus botas en el centro del ring.

La afición no se cansó de aplaudir a “Hunter”, quien con lagrimas puso fin a una de las carreras más importantes en la historia de WWE.

Roman, el nuevo rey indiscutido

La segunda noche de WrestlaMania concluyó con la victoria de Roman Reigns sobre Brock Lesnar, lo que lo convirtió en el campeón indiscutido de la empresa.

El samoano se anotó un récord más a su historial, por lo que ahora es el rey absoluto de WWE.

Tags

Lo Último


Te recomendamos