Deportes

De vender tortas a ser leyenda de la portería azulcrema: La historia de Guillermo Ochoa

El guardameta mexicano alcanzó 400 partidos como jugador de Las Águilas, por lo que ya es uno de los jugadores más destacados del equipo.

Es indiscutible que Guillermo Ochoa se ha convertido en uno de los futbolistas más importantes del América.

De hecho, el guardameta, recientemente, cumplió 400 partidos defendiendo el marco del conjunto de Las Águilas.

Incluso, es considerado una de las leyendas de la institución, gracias a la alegría que le dio a los aficionados cuando fue campeón en 2005.

En el lejano 2004, el timonel holandés, Leo Beenhakker, decidió darle la oportunidad al cancerbero mexicano.

Adolfo Ríos, el entonces portero titular, sufrió una lesión que no le permitió saltar al campo.

Pero el timonel holandés vio a un joven con mucho talento, y ante Rayados de Monterrey decidió darle la confianza de ser el titular en el arco azulcrema.

A partir de ese momento, Memo Ochoa se volvió inamovible en el cuadro titular, por lo que se ganó en absoluto la confianza de Beenhakker.

Ochoa se fue haciendo el cariño de los aficionados. Incluso, fue pieza fundamental en la obtención del título del Clausura 2005, lo que lo catapultó a integrar el plantel que representó a México en el Mundial de Alemania 2006.

Tras siete años defendiendo los colores del América, Memo decidió probar suerte en el Viejo Continente.

El Ajaccio, recién ascendido a la Primera División de Francia, puso una oferta sobre la mesa, el meta aceptó y se enroló en un nuevo desafío en Europa.

Con ellos, el oriundo de Jalisco cumplió su sueño de estar en una liga foránea; además, se convirtió en el primer portero mexicano en jugar en el Viejo Continente.

Su paso por la Ligue 1 fue fantástico, ayudó a su equipo a evitar el descenso en dos ocasiones.

El Mundial de Brasil 2014 llegó y con ello la oportunidad de disputar su primer Copa del Mundo como portero titular.

La batalla en el arco no fue fácil, pues Jesús Corona también estaba en gran momento, pero Memo demostró su calidad, por lo que Miguel Herrera decidió darle la titularidad.

Y Ochoa le pagó con creces. Ante Brasil el guardameta azteca hizo una de las mejores atajadas del certamen, tras un remate de cabeza de Neymar.

Para 2018, Memo volvió a ser titular, por lo que en Qatar 2022 disputaría su tercer Copa del Mundo como el estelar.

De vender tortas a triunfar en Las Águilas

Cuando Ochoa llegó a la Ciudad de México tenía sólo 10 años, ya que su familia decidió iniciar una aventura en la capital, al dejar Jalisco.

Los padres del guardameta pusieron una tortería, de nombre “Don Polo”, en las que algunas ocasiones Memo ayudó a sacar adelante el negocio.

Su estancia en la capital de México ayudó a que fuera parte de la escuela del América, en donde más tarde se convirtió en leyenda.

Tags

Lo Último


Te recomendamos