Deportes

Así celebraron los Rams la obtención de su segundo Super Bowl

El equipo angelino se quedó con el Vince Lombardi, tras vencer a los Bengals 20-23.

El Super Bowl LVI se convirtió en el sueño cumplido para los Rams de Los Ángeles, pues se consagraron en su casa, el SoFi Stadium, venciendo por 20-23 a los Bengals de Cincinnati.

Luego de fracasar en la edición LIII, cuando cayeron ante los Patriotas de Nueva Inglaterra, los Carneros se sacaron la espina y cosecharon su segundo trofeo Vince Lombardi.

Tuvieron que pasar 22 años para que la institución angelina se hiciera con otro Súper Tazón. De la mano de Matthew Stafford, así como de Cooper Kupp, quien fue nombrado el MVP del encuentro.

El receptor fue el aliado idóneo para el mariscal de campo, para hacerse con el trofeo que los convierte en los reyes de la NFL.

Ante su nombramiento como jugador del partido, Kupp agradeció el soporte de sus compañeros. De hecho, consideró que no debía ganar el galardón, pero se sintió halagado.

Además, dijo que los Rams merecían salir triunfantes del Súper Tazón, ya que fueron los mejores en playoffs.

“El equipo estaba preparado, confiamos en nosotros. No lo sé, no siento que lo merezca. Le agradezco a mis compañeros, a los entrenadores, a mi familia. No sé qué decir”

—  Cooper Kupp, receptor de los Rams

Joe Burrow, uno de los quarterbacks más destacados del campeonato, se fue con las manos vacías, pero con el firme deseo de algún día hacerse de un Vince Lombardi.

El show del medio tiempo dejó muchas sorpresas que encendieron las redes sociales, con la incursión de Dr. Dre, Eminem, Snoop Dogg y Mary J. Blidge, así como la presentación extra de 50 Cent y Kendrick Lamar.

Festejan a lo grande

Durante la coronación, los jugadores de los Rams celebraron de diferentes maneras. Para empezar, Taylor Rapp aprovechó la euforia para pedirle matrimonio a su pareja.

Por su parte, Odell Beckham Jr. no pudo contener la emoción y las lagrimas fueron las mejores aliadas para festejar una noche mágica.

Van Jefferson tuvo que salir corriendo del partido, ya que su esposa estaba en labor de parto, por lo que decidió irse de inmediato.

El mariscal de campo estelar angelino, Matthew Stafford, contó con la compañía de su esposa e hijas, quienes protagonizaron una tierna escena, ya que llenaron a su papá de papeles de colores, los cuales cayeron al campo en la entrega del trofeo.

“Estoy muy orgulloso de este equipo, muchos de los nuestro se lo merecen, son grandes jugadores que dieron su corazón. Lo de hoy es la historia de nuestra temporada, altas y bajas, es difícil, aparecimos tarde, pero lo hicimos.

“Es trabajo duro, son horas juntos. Creo que el coach nos puso a hacer cosas increíbles, jugadas espectaculares y estoy contento de este equipo. La defensiva lo hizo bien y la ofensiva estuvo bien cuando la necesitamos. Nos apoyamos entre todos cada día. Todos hacen un gran trabajo“.

Leonard Floyd sorprendió a todos sus compañeros, pues llegó a la ceremonia con un cinturón conmemorativo de WWE, para festejar la victoria del SB LVI.

Tags

Lo Último


Te recomendamos