Deportes

Así fue el día que la migra detuvo a Jorge “El Travieso” Arce

El expugilista quiere incursionar en la política, siguiendo el ejemplo de otros deportistas.

Jorge Arce se consagró como uno de los mejores boxeadores de la historia de México, al cosechar siete títulos mundiales en cinco diferentes categorías.

Su carrera fue una de las más exitosas, pese a que fue criticado en repetidas ocasiones, pero los triunfos lo catapultaron a ser uno de los atletas más destacados del pugilismo.

El azteca acabó su carrera en 2014, luego de disputar 73 peleas, en las que cosechó 61 victorias, siete derrotas y dos empates.

La última vez que “Travieso” se subió a un cuadrilátero fue ante Jhonny González, en donde cayó por la vía del nocaut en el episodio 11.

Desde entonces, Arce se ha involucrado en el mundo de la farándula, participando en varios reality shows.

De hecho, Jorge ha estado presente en emisiones de TV Azteca como “La Isla”, “Exatlón”, así como en el programa de Televisa denominado “Inseparables, amor al Límite”, en donde concursó con su esposa.

En 2020, “El Travieso” tomó la decisión de adentrarse a la política, con la intención de ser diputado o regidor en Sonora.

Sin embargo, el expúgil no ha podido concretar un proyecto, por lo que se mantiene esperando una oportunidad, la cual se la podría brindar el PRI.

El día que casi muere cruzando la frontera

Antes de llegar a la cima del boxeo, el atleta mexicano pasó varios años difíciles. De hecho, en alguna parte de su vida, quiso llegar de ilegal a Estados Unidos, con la intención de conocer a un promotor de box.

Pero lo complejo del desierto casi mata a Jorge, quien intentó llegar a territorio estadounidense por Mexicali.

Su esfuerzo fue envano, pues a la mitad del camino no pudo más. Incluso, “El Travieso” se desmayó y un policía, de padres mexicanos, fue quien lo regresó a su país, tras quedar arrestado.

“Duré un mes en Nogales, intentando cruzar la línea y la migra nos echaba para fuera, nos agarraban. Dormía bajo los puentes. Yo me estaba muriendo de frío y lloraba de sentimiento. Decía: ‘Díos mío por qué me abandonas’. Me cansé de estar en Nogales y me fui por Caborca, por el Sásabe, caminé dos días y dos noches por el desierto del Sásabe, también me andaba muriendo de hambre y de sed.

“Éramos como 80 caminando y el pollero nos decía: ‘Si yo digo corran, lo hacemos; si yo digo suelo, suelo, una sola voz’. Íbamos caminando y el frío quemaba, dolían los huesos. Me senté en una piedra y le digo al vato: ‘Ya no puedo caminar, me duelen los huesos, ya no puedo’. Le dije, pues soy boxeador, ahorita lo alcanzo corriendo. Se fueron todos y me quedé solito. Empecé a temblar y ya no pude caminar. No supe de mí. Me desmayé del frío y cuando desperté estaba esposado en la border patrol”.

—  Jorge Arce, exboxeador mexicano
Tags

Lo Último


Te recomendamos