Deportes

Mario Balotelli, el delantero que fue abandonado por sus padres y adoptado por italianos

El atacante volverá a la selección, luego de tres años de ausencia; la intención de Mancini es utilizarlo en el Repechaje rumbo a Qatar 2022.

La Selección de Italia movió las redes sociales, luego de que se anunció la convocatoria de Mario Balotelli, uno de los delanteros más polémicos de la última época.

Luego de tres años ausente, el atacante vestirá los colores de La Azzurra para un mini ciclo que tendrá el equipo, con miras en el duelo de Repechaje que disputarán ante Macedonia del Norte.

Roberto Mancini ha sido uno de los estrategas que más ha confiado en Balotelli en su carrera. De hecho, fue el timonel que lo debutó con 17 años en el Inter de Milán.

Además, compartieron vestuario en el Manchester City de Inglaterra, equipo en donde lograron salir campeones de la Premier League.

Pero el nivel deportivo de Mario ha venido a menos en los últimos años. Incluso, actualmente es parte del Adana Demirspor, club de la Superliga de Turquía.

A lo largo de su carrera, el atacante ha lidiado con muchos problemas de disciplina, situación que le impidió convertirse en uno de los mejores futbolistas del orbe.

Infancia complicada

Pero todo este comportamiento lo arrastra desde su infancia, ya que Balotelli tuvo unos primeros años de vida complicados.

Cuando tenía dos años, Mario fue dado en adopción a una familia italiana, luego de que sus padres biológicos no pudieron hacerse responsables de su cuidado.

Tras sufrir una dura enfermedad intestinal, el Tribunal de Brescia encomendó su custodia al matrimonio formado por Francesco y Silvia Balotelli, con quienes tuvo una mejor calidad de vida.

El camino de “Súper Mario” dio un giro de 180 grados, pues se trasladó a un pueblo a cuatro kilómetros de su ciudad natal.

Ahí, a los 15 años, debutó de manera profesional en el balompié, con el cuadro de Padova, en la Tercera División.

Su gran talento llamó la atención de varios clubes importantes de la Serie A, siendo el Inter de Milán el que apostó por él.

La relación con sus padres biológicos se desgastó con el paso del tiempo. Incluso, Mario tomó la decisión de cambiarse el apellido en 2018, pues su deseo era representar a Italia, por tal motivo también se nacionalizó.

Ser parte de la selección ha traído muchos problemas a su vida, pues el racismo es un tema que no se ha podido erradicar, situación que lo ha molestado en más de una ocasión.

Las locuras de Balotelli han protagonizado el mundo del fútbol, pero la edad lo ha hecho más maduro, por lo que espera volver a ser figura de La Azzurra.

Tags

Lo Último


Te recomendamos